10 buenas películas de terror japonés, segunda parte – CinEspacio24

10 buenas películas de terror japonés, segunda parte

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El cine de terror japonés, también conocido como J-Horror, es uno de los subgéneros más interesantes del terror. Estas diez películas son un ejemplo de la gran calidad de este género en Japón. 

Kwaidan de Masaki Kobayashi

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

El terror y horror nipón es diferente al que vemos en occidente, por ello nos sentimos atraídos y horrorizados hacia ese cine. Y como diez películas no son suficientes para hacerle justicia, te presentamos “Diez buenas películas de terror japonés, segunda parte”.

Revisa la primera parte en el siguiente link:

10 buenas películas de terror, primera parte

 

 

1.- Hiruko The Goblin (Shinya Tsukamoto, 1991)

Descrita como una mezcla entre Bug (William Friedkin, 2006), The Fly (David Croenenberg, 1986), Attack Of The Crab Monsters (Roger Corman, 1957) y A Nightmare On Elm Street III (Chuck Rusell, 1987) según Donald C. Wilis en su libro Horror and Science Fiction Film IV.

Dicho autor define a la cinta como: “la película se sitúa de manera divertida entre lo cómico, lo espeluznante, lo cursi y Luis Buñuel”

La trama es sencilla, un joven estudiante y un arqueólogo se verán enfrascados en una terrorífica situación al cruzar caminos con una misteriosa criatura que se encuentra en la parte subterránea de una escuela.

 

2.- Tokyo Snuff  (Toshiharu Ikeda, 1988)

No es común encontrarnos con una película de J-Horror centrada en un asesino serial, y mucho menos con el estilo de un slasher.

Tokyo Snuff es justamente eso, una cinta apta para el público occidental que desea adentrarse al magnífico mundo del horror japonés.

La película nos narra la historia de una chica con un programa un tanto peculiar, el cual se encarga de recibir videos bizarros.

Un día, reciben material snuff, el cual puede o no ser real, por lo que la cadena decide mandar a la conductora y a un grupo de filmación al lugar en donde fue grabado el supuesto asesinato. Una vez ahí, comenzarán a ser seguidos por un asesino, quien los intentará matar.

 

Te puede interesar:

“Hideo Nakata”, y su terror japonés que atravesó fronteras

 

3.- Uzumaki (Higuchinsky, 2000)

Adaptación del manga homónimo creado por Junji Ito, Uzumaki es un película poco convencional.

No apta para todos, la narrativa, estructura, ritmo y ambientación de la cinta pueden resultar extrañas, por lo que puede tomar por sorpresa a más de uno.

El filme sigue a una chica que se percata de que algo raro está pasando en el lugar donde vive, ya que la gente comienza a tener una fijación por las formas en espiral, al grado de que personas empiezan a morir por este peculiar patrón.

 

4.- Kairo (Kyoshi Kurosawa, 2001)

Cuando tomas una problemática social tan real como lo son los suicidios, y lo utilizas como argumento para una película de terror, se apela a una fórmula muy eficaz.

El terror generalmente recurre a hechos o circunstancias reales, buscando generar miedo a raíz de las preocupaciones colectivas. De esta idea parte Kairo, mezclando la cantidad masiva de suicidios que ocurren en Japón con la tecnología.

La trama gira en torno a una página de internet que incita a los jóvenes a cometer actor atroces.

 

5.- Sweet Home (Kyoshi Kurosawa, 1989)

El estreno de esta película fue un poco peculiar, ya que a la par de esto, fue lanzado un videojuego con el mismo nombre desarrollado por la compañía Capcom.

El largometraje sigue a un equipo televisivo que desea hacer un documental acerca de una mansión abandonada, pero poco a poco descubrirán que hay cosas inexplicables.

Te puede interesar:

10 buenas películas de cyberpunk, primera parte

 

6.- The Booth (Yoshihiro Nakamura, 2005)

Hay veces en las que menos es más, y esta cinta es un claro ejemplo de ello.

Estamos acostumbrados a que el J-Horror sea un terror muy visual, y si bien no suele ser muy rebuscado, resulta impactante para el espectador.

The Booth se aleja de todo esto y nos entrega una cinta sencilla, pero que no por ello tiene algo que envidiarle a otros largometrajes.

Nos cuenta la historia de un locutor de radio que es enviado a otro estudio para realizar un programa. En este nuevo lugar existe una leyenda que dice que el locutor anterior se suicidó sin ninguna razón aparente.

 

7.- A Page of Madness (Teinosuke Kinugasa, 1926)

El caso de esta cinta es bastante curioso, ya que fue filmada en 1926, sin embargo vio la luz hasta el año 1966. Esto se debió a que el material se perdió y fue encontrado 40 años más tarde.

Este filme significó un antes y un después en la historia del cine japonés, ya que el público nipón no estaba acostumbrado al terror en aquella época.

El filme sigue la historia de un trabajador de un hospital psiquiátrico, quien comienza a sentir unas vibras extrañas provenientes de una nueva paciente, quien fue ingresada tras supuestamente haber asesinado a su bebé.

 

8.- Kuroneko (Kaneto Shindō, 1969)

Considerada una obra maestra del cine de terror japonés, Kuroneko resultó una cinta innovadora dentro del género.

El principal aporte de este largometraje fue añadir el suspenso como un medio para generar horror en el espectador.

La cinta sigue a dos mujeres que son asaltadas, asesinadas y violadas por unos samuráis, quienes además deciden quemar el hogar donde estas vivían.

Días después del incidente, el espíritu de estas mujeres deciden cobrar venganza asesinando uno a uno a los samuráis.

 

9.- Onibaba (Kaneto Shindō, 1964)

Pocas veces se habla tanto del aspecto técnico en una cinta del subgénero J-Horror, pero sin duda esta es una de esas agradables excepciones. De entre dichos aspectos hay uno que que sobresale del resto, y este es sin duda es la dirección de fotografía, ya que en esta radica gran parte del virtuosismo de la cinta.

De la mano de esto se encuentra una interesante historia basada en los instintos más primitivos del ser humano, utilizando la supervivencia como eje argumental.

La cinta nos cuenta la historia de dos mujeres, quienes se ven orilladas a asesinar a unos soldados y vender sus pertenencias para sobrevivir. Estos actos tendrán sus consecuencias, provocando que un espíritu comience a perseguirlas con la intención de asesinarlas

 

10.- Kwaidan (Masaki Kobayashi, 1965)

Ganadora del premios especial del jurado en el Festival Internacional de Cine de Cannes en 1965 y nominada en los premios Oscar dentro de la categoría a mejor película extranjera.

Adaptación de un cuento popular japonés escrito por Lafcaido Hearn.

El filme nos narra cuatro historia diferentes, la cuáles son tituladas como La mujer de la nieve, Hoichi el sin orejas, El pelo negro y En una taza de té.

Kwaidan de Masaki Kobayashi

 

¿Qué otra película agregarías  a esta lista?

 

*Colaborador y reportero de CinEspacio24 Noticias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «10 buenas películas de terror japonés, segunda parte»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*