“Todo el dinero del mundo”, la historia de un secuestro – CinEspacio24

“Todo el dinero del mundo”, la historia de un secuestro

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apoyado por la historia del libro Painfully Rich: The Outrageous Fortunes and Misfortunes of the Heirs of J. Paul Getty, de John Pearson, el director de 80 años Ridley Scott (Alien, The martian) dirige la cinta Todo el dinero del mundo, que narra el dramático secuestro del nieto del multimillonario Jean Paul Getty.

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia

Fundada por Jean Paul Getty, la compañía Getty Oil le reditúa una fortuna que pronto lo convierte en el hombre más rico del mundo. Siendo los años 70 la cima de su éxito, la gente cree que Getty posee todo el dinero en el mundo.

 En la cinta Todo el dinero del mundo (All the Money in the world), sin embargo, el protagonista no es el empresario (Christopher Plummer) sino su contrapeso, su nuera Gail Harris (Michelle Williams).

La vigésima sexta película de Scott coloca en el centro de la película este intercambio de ideas, ambiciones y deseos en las manos de Getty y Harris, quienes son mediados por el negociador Fletcher Chase (Mark Wahlberg).

El multimillonario contra la mujer de su hijo que no posee nada. En medio de tal enfrentamiento surge una situación que agrava aún más esta lucha: el secuestro del hijo de Harris y nieto de Getty, John Paul Getty II.

Esta historia, basada en hechos reales, es lenta en principio porque trata de explicar al público el tipo de relaciones que mantenía Getty. Su avidez para conseguir dinero y negociar, y su más que evidente avaricia y codicia para con los demás, incluso con su familia.

Getty ama más al arte, las antigüedades y las excentricidades que a su familia. Él “no mueve ni un dedo” al enterarse del secuestro de su nieto, por el cual demandan un rescate de 17 millones de dólares. Pese a que Getty puede dar eso y más, no lo concede.

En tal predominante avaricia, el personaje interpretado por Michelle Williams cobra fuerza para señalar, a modo de censura y reproche, la actitud de su suegro. Sin embargo, una pobre actuación de la estadounidense termina por desinteresar al espectador, quien “no comprará” la idea de la desesperación de la madre al enterarse de que su hijo ha sido secuestrado.

En contraste, Jean Paul Getty en interpretación de Plummer sobresale como un hombre de pocas palabras, quien recorre con gozo sus ojos sobre pinturas y posesiones pero que, difícilmente, consigue mantener la mirada a sus familiares.

Por un lado el hombre que defiende su fortuna a “capa y espada” y por otro la madre que busca desesperadamente ayuda por salvar a su hijo. En esta situación de presión, el negociador Fletcher Chase coopera con sus habilidades para lograr salvar al joven John Paul Getty II.

El resultado de la cinta es consecuente con la actitud de cada personaje, en los cuales no hay ningún crecimiento ni evolución, lo que resta interés a la cinta. Sumado a que las secuencias de acción no son emocionantes ni presentan giros que enganchen al espectador.

Todo el dinero del mundo queda, por lo tanto, en una adaptación literaria por debajo del promedio, que acaso rescata la actuación de Christopher Plummer, quien sustituyó en el papel a Kevin Spacey luego de que éste tuviera acusaciones de abuso sexual en su contra.


 

 

 

*Periodista. Reportero y Colaborador en CinEspacio24.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Todo el dinero del mundo”, la historia de un secuestro»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*