Seis buenas cintas mexicanas animadas, primera parte – CinEspacio24

Seis buenas cintas mexicanas animadas, primera parte

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El cine animado en México cada vez crece más; son claros los ejemplos de la calidad de los realizadores mexicanos que hacen animación. 

 

Olmipia, dirigida por José Manuel Cravioto

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

El cine mexicano y la animación parecen no tener la relación más estrecha posible, pero es indudable que cuando unen fuerzas pueden presentarnos películas que resultan maravillosas.

Aquí seis películas animadas que debes ver:

 

1.- El Ángel en el reloj (Miguel Ángel Uriegas, 2017)

El cáncer es un tema sensible, y cuando éste involucra niños resulta aún más delicado. Esto lo aborda el director Miguel Ángel Uriegas  para crear consciencia sobre esta  enfermedad.

La cinta sigue a Martina, una niña que desea detener el tiempo, ya que fue diagnosticada con leucemia. Está situación llevará a Martina a vivir un fantástico viaje que servirá como una manera de autodescubrimiento.

 

2.- Magos y gigantes (Eduardo Sprowls y Andrés Couturier, 2003)

Dentro del cine existen películas que han marcado un antes y un después y Magos y gigantes es una de ellas.

La cinta animada con Adobe Flash (un conocido programa utilizado para animaciones de internet) fue el primer largometraje de Anima Estudios, uno de los estudios de animación más importantes de nuestro país.

Además de esto, Magos y gigantes fue la encargada de revivir la animación en México, ya que antes de su estreno pasaron 30 años sin que se estrenaran producciones animadas hechas en nuestro país.

El largometraje nos cuenta la historia de un gigante, un hada y un mago que deben detener a un brujo que tras ser descalificado de un torneo desea robar la magia del reino.

 

3.- Olimpia (José Manuel Cravioto, 2018)

La matanza de Tlatelolco es uno de los capítulos más grises en la historia de nuestro país. Un atentado contra los estudiantes ocurridos el 2 de octubre.

Con el uso de la técnica de animación rotoscopia, Olmipia, dirigida por José Manuel Cravioto, nos cuenta la historia de tres jóvenes que participaron en los movimientos estudiantiles del 68, y se enfoca en la entrada del ejército mexicano a las instalaciones de Cuidad Universitaria.

 

 

4.- Don Gato y su pandilla (Alberto Mar, 2011)

Don Gato es uno de los personajes clásicos de Hanna Barbera, por lo que sorprendió que la producción de esta cinta se realizara en nuestro país.

Producida por Anima Estudios, la cinta recibió buenas críticas, sorprendiendo a quienes apostaban poco o nada por una película hecha en Mexico sobre un personaje tan mítico y querido como lo Don Gato.

La historia nos muestra a la ya conocida pandilla de gatos liderda por Don Gato, quienes deben enfrentarse con el nuevo jefe policiaco que no está contento con el desempeño del oficial Matute.

 

5.- Los supersabios (Anuar Badin, 1978)

Así como Magos y gigantes significó un hito en la historia de la animación en México, Los supersabios fue la culpable de impulsar la animación en nuestro país.

Los supersabios son una tira cómica publicada de 1936 a 1968 que gracias a su popularidad fueron traspasados a su propia revista. Las historias publicadas en estos formatos seguían a los científicos Paco y Pepe, quienes ayudados por su amigo Panza, creaban un sin fin de inventos.

Partiendo de esta primicia, años después dio el salto al cine.

 

6.- Ana y Bruno (Carlos Carrera, 2018)

Si hablamos de cinta animadas mexicanas que parecen arriesgadas es necesario mencionar a Ana y Bruno.

En aspectos técnicos la película utiliza el ya conocido CGI para dar vida a su historia. Pasaron aproximadamente diez años en su realización.

Pero el verdadero logro está en su manera de tocar temas tan delicados como las enfermedades mentales y la muerte. Su manera tan peculiar y sutil de tocar el tema le permite abordar estos temas de forma profunda y compleja.

El largometraje nos muestra la historia de Ana, quien decide buscar a su padre para salvar a su madre, quien está internada en un centro de salud. Sin embargo, esta odisea no la emprende sola, pues cuenta con unos peculiares seres fantásticos que la acompañan en este viaje.

El cine mexicano y la animación parecen no tener la relación más estrecha posible, pero es indudable que cuando unen fuerzas pueden presentarnos películas que resultan maravillosas.

Ana y Bruno

*Colaborador y reportero de CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «Seis buenas cintas mexicanas animadas, primera parte»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*