“Familia de Medianoche”, la historia de las ambulancias privadas – CinEspacio24

“Familia de Medianoche”, la historia de las ambulancias privadas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Familia de Medianoche es un documental, dirigido por Luke Lorentzen, que sigue a la familia Ochoa, quienes trabajan en su ambulancia  por las noches en la Ciudad de México; su servicio es privado  e intentan sobrevivir ante un sistema de salud con muchas deficiencias.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Un buen documental va de lo particular a lo general. Así el director estadounidense Luke Lorentzen logra en  Familia de Medianoche reflejar una situación alarmante de la  Ciudad de México, la mala calidad y la falta de ambulancias para una sociedad con casi 10 millones de habitantes; y esto lo hace al presentar la historia de la familia Ochoa, unos paramédicos que trabajan por las noches en su ambulancia privada.

Si quieres abordar por medio del documental el mal servicio de las ambulancias en la Ciudad de México, sigue y cuenta la historia de una ambulancia. Una herramienta narrativa que va de lo particular a lo general, que hace de los documentales una experiencia más personal.

Eso es Familia de Medianoche un impactante ejercicio fílmico que nos transmite las experiencias, ideologías y vivencias de una familia que busca sobrevivir en una caótica ciudad; y lo hacen por medio de su ambulancia, buscando llegar lo más pronto posible al lugar de un accidente para ayudar al herido o herida.

Sin embargo, ellos no están afiliados a ningún sistema sanitario gubernamental u hospital privado, sino que su supervivencia depende de cobrarles el servicio de transporte y de cuidados médicos a las personas; quienes en muchas ocasiones no quieren o no entienden que eso tiene un costo.

En ese sentido, el filme nos muestra el trabajo de la familia Ochoa como una forma de ambulancia clandestina que busca accidentes en la Ciudad de México; ayudan a las personas, en muchos casos para salvarles la vida, y después cobrarles esa ayuda. Bien lo dice uno de los integrantes de la familia Ochoa, ellos están haciendo un servicio y sus clientes son los que sangran, los golpeados, los que chocaron, los que recibieron un balazo, y ejemplos podemos mencionar muchos, hasta casos que parecerían inverosímiles.

 

Los Ochoa tienen que cubrir la carencias de las autoridades: se estima que las ambulancias gubernamentales y de la Cruz Roja llegan a 45 unidades y su tiempo promedio para llegar al lugar donde sucedió un percance es de 40 minutos.

Ante eso, son las ambulancias privadas las que llegan a tiempo, las que rescatan a la gente. No obstante, se tienen que enfrentar a policías corruptos, hospitales negligentes, gente (justificadamente) enojada.

Esos aspectos los aborda el filme de una manera sutil, brillante, honesta, no es condescendiente con sus personajes. Invita a una reflexión sobre nuestro sistema de salud y también nos lleva a identificarnos con los Ochoa, quienes todas la noches tratan de conseguir algo de dinero para comer, pagar su renta y comprar la gasolina de su fuente de trabajo.

Su servicio de ambulancia, carente de muchas cosas, busca ayudar a solucionar un problema que le correspondería al gobierno. 

Familia de Medianoche ganó el Premio a Mejor Fotografía en el Sundance Film Festival 2019, Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato y el premio Mezcal en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara .

El director logró adentrase en la vida de los Ochoa, y de esa forma mostrar la vida de muchos mexicanos en su búsqueda por sobrevivir.

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Familia de Medianoche”, la historia de las ambulancias privadas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*