•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ambientada en los hermosos bosques, costas y calles empedradas de la ciudad de Sintra, Portugal, la cinta Frankie es un homenaje a la vida, a la convivencia familiar, al amor de pareja, a las nuevas generaciones, todo esto bajo el eje de una actriz desahuciada, que reúne a todos sus seres queridos para pasar sus últimos días en un lugar paradisiaco.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Dirigida por el estadounidense Ira Sachs, el filme es un ejercicio reflexivo sobre la aceptación y las decisiones que tomamos; aceptar la muerte, los amores perdidos, las relaciones frustradas, el divorcio, los pecados del pasado; una amalgama de temas que el realizador aborda a partir de una historia coral.

Frankie nos cuenta cómo la famosa actriz francesa Frankie (protagonizada maravillosamente por Isabelle Huppert) ha reunido a toda su familia en una bella ciudad, ella tiene cáncer y no le queda mucho tiempo de vida, por lo que decide intentar pasar unos días en calma con la gente que ama.

Así, vemos el sufrimiento de su esposo Jimmy (Brendan Glesson) quien no puede esconder su dolor ante la eminente muerte de su esposa y lúgubremente recorre las bellas calles de Sintra.

Está la historia de los hijos de Frankie: Paul (Jeremie Renier), un adulto consentido que parece molesto con la vida; y su hijastra Sylvia (Vinette Robinson), que asiste con su hija y su pareja, con quien está a punto de divorciarse.

Asimismo, al lugar llegan el primer marido de Frankie, Michel (Pascal Gregory), un adulto mayor, que se separó de la actriz porque aceptó su homosexualidad. Él, al igual que Jimmy comparten ese sentimiento de desasosiego, mientras camina con un guía turístico por los edificios de Sintra.

El filme también hace hincapié en la nieta de Frankie, Maya, una adolescente enojada por la separación de sus padres. Por último la cinta nos cuenta la historia de Ilene (Marisa Tomei) una maquillista, amiga íntima de Frankie, quien rechaza la propuesta de matrimonio de su novio.

Todas estas historias tienen como común denominador la aceptación, la búsqueda de estar en paz, el dejar los sentimientos de incertidumbre a un lado, y esto se ve reflejado en la contradicción de los pensamientos tristes de los protagonistas con el hermoso escenario que tienen a su alrededor. La vida es aceptar nuestros problemas y encontrar una paz emocional para superarlos.

Con tomas reflexivas, una bella fotografía que aboga por la contradicción humana, unos diálogos cortos pero efectivos, una metáfora que se crea al combinar varias historias, Frankie es una película para admirar los increíbles paisajes que nos muestran y a la par reflexionar sobre la vida y las decisiones.

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Arturo Brum Zarco

About Arturo Brum Zarco

Leave a Reply