“Burning”, crítica – CinEspacio24

“Burning”, crítica

 

Por Martín L. González*

Si se quisiera señalar el suspenso en el cine actual definitivamente Burning serviría como el gran punto de partida.

El más reciente largometraje del director Lee Chang-dong, basado en el cuento Quemar Graneros de Haruki Murakami, nos narra la historia de Lee Jong-su (Yoo Ah-in), un joven mensajero que al realizar una entrega se encuentra por casualidad con Shin Hae-mi (Jeon Jong-seo), una conocida de la infancia.

Ella le pide a Jong-su que cuide de su gato mientras realiza un viaje a África. A su regreso, Hae-mi vuelve acompañada por Ben (Steven Yeun), un enigmático chico de alta sociedad que ha conocido durante su travesía, mismo que tras revelar su inusual pasatiempo cambiará radicalmente la vida de nuestros protagonistas.

Hitchcok decía que se pueden crear 15 segundos de sorpresa o 15 minutos de suspenso, según se trate la escena; así, cada que sea necesario involucrar al público, éste debe estar informado según la conveniencia del director. Y es que pareciera que la fórmula para crear suspenso es tan sencilla de seguir pero a su vez sumamente difícil de ejecutar, y a pesar de ello Burning logra sortear los obstáculos que llevan años atormentando a los thrillers modernos.

Para muchos quizá sea una película lenta y tediosa durante los primeros minutos, incluso algo aburrida y carente de una historia que contar; sin embargo, es imposible no notar desde la primera escena que algo está mal, una constante inquietud que nos invade aun cuando aparentemente todo está en orden.

Chang-Dong es meticuloso en la ejecución del guion, se toma su tiempo y cuidadosamente utiliza un favorable lenguaje cinematográfico. Involucra al espectador y lo lleva de la mano por un increíble viaje. Dudamos, pensamos, juzgamos y a pesar de nuestros intentos por deducir lo que sucede, siempre nos encontramos en un error, porque permitimos que el director juegue con nuestra perspectiva desde la primera toma.

Nos encontramos ante una película difícil de digerir que opta por usar en demasía distintos aspectos narrativos, y por ello es que nos vemos obligados a ver más allá.

Se dice que se puede prescindir de que cualquier elemento del lenguaje cinematográfico menos del encuadre, pues como dijo Balazs alguna vez: “El “director guía tu ojo”. Y es que en Burning el director nunca permite que veamos las cosas de manera objetiva. En el plano psicológico nos guía a los ojos del personaje principal, por ello es que nos incomoda lo que le pasa a Jong-su, nos irritamos, nos frustramos y nos preocupamos a su ritmo. Vemos sus problemas como nuestros y logramos conectar con él.

Quizá el mayor pecado de esta película es que al terminar deja en el público un increíble número de cosas sobre qué pensar, lo que provoca tal cantidad de dudas que roza peligrosamente entre la interpretación y la sobre interpretación del filme.

Claro que es una película para analizar, pero según quien vea el largometraje podemos encontrarnos ante un filme aburrido, profundo o sencillamente increíble en su propio regodeo artístico.

 

 

*Participante del taller de Apreciación y Crítica Cinematográfica de CinEspacio24

 

Comparte el amor por el cine

1 Comment on "“Burning”, crítica"

  1. Jaquelinne Gómez | 5 mayo, 2019 en 4:58 pm | Responder

    Me encanto la crítica, buen trabajo FELICIDADES!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*