La lucha contra el racismo en el cine de Spike Lee – CinEspacio24

La lucha contra el racismo en el cine de Spike Lee

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Considerado como un director provocador, Spike Lee es conocido por utilizar el cine como un medio para luchar contra el racismo y a favor de los derechos de la comunidad afroamericana.

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

El cine es un reflejo de nuestra sociedad. Desde los primeros años en los que vio la luz, el cinematógrafo sirvió como un medio para retratar la realidad. En ese sentido, la responsabilidad social que tiene la industria cinematográfica es más grande de lo que algunos creen, y para muestra la película El nacimiento de una nación (D. W. Griffith, 1915), una cinta que el propio Spike Lee ha condenado en más de una ocasión por retratar la supremacia blanca e incitar en la  popularidad del  grupo racista  Ku Klux Klan.

Como este, hay muchos casos más que han orillado al director Spike Lee ha declarar en más de una ocasión su postura contra la industria cinematográfica, la cual durante años pisoteó a las minorías y destrozó no solamente carreras cinematográficas sino vidas, como el caso de la actriz Hattie McDaniel, quien se convirtió en la primera actriz de color en ganar un premio Oscar por su participación en la cinta Lo que el viento se llevó (Víctor Fleming, 1939), suceso que lejos de abrirle un mundo de nuevas oportunidades a la actriz afroamericana, la llevó a ser rechazada dentro de su propia comunidad.

Estos son algunos de los antecedes de la industria cinematográfica con los que miles y miles de personas crecieron, entre ellos Spike Lee, que cabe decir jamás ha prohibido o rechazado la proyección de estas películas, al contrario invita a verlas para a partir de ahí reflexionar sobre su racismo.

Hattie McDaniel recibiendo el Oscar

 

Shelton Jackson Lee nació el 20 de Marzo de 1957 en Atlanta, Georgia, Estados Unidos. Hijo de la profesora de artes y literatura Jacqueline Carroll y el músico de jazz y compositor William James Edward Lee III; Spike es el mayor de cuatro hermanos.

Pasó su infancia en Atlanta, y posteriormente él y su familia se mudaron a Brooklyn, Nueva York. Ahí asistió a la secundaria  John Dewey, para después continuar sus estudios en el instituto Morehouse College, lugar en el que incursionó por primera vez como realizador cinematográfico con un película estudiantil titulada Last Hustle in Brooklyn.

Una vez que experimentó las mieles del cine, optó por tomar cursos sobre el tema en la Universidad Clark en Atlanta, y más tarde consiguió una maestría en Bellas Artes en cine y televisión en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York.

Tras esto, en 1983 estrenó el filme independiente  Joe’s Bed-Stuy Barbershop: We Cut Heads, la cual se convirtió en la primera cinta estudiantil en ser proyectada en el Festival de Nuevos Directores del Lincoln Center.

Poco a poco el nombre de Spike Lee comenzó a tomar fuerza, en 1985 presenta su primer largometraje She’s Gotta Have It, la crítica la recibió con buenos comentarios. La cinta  nos muestra la vida amorosa, poco convencional, que tiene una mujer con tres hombres. Con un presupuesto de 175 mil dólares, la cinta recaudó más de 7 millones de dólares, e incluso años más tarde hicieron una versión en formato de serie para Netflix.

Desde sus inicios Spike Lee ya daba indicios de que sus trabajos estarían llenos de comentarios sociales. El trabajo que impulsaría su carrera sería  en 1989 con Do the Right Thing, una película que narra la vida de Mookie (Spike Lee), un repartidor de pizzas que trabaja en un local ubicado en un barrio afroamericano, cuyo dueño es un hombre italoamericano.

El largometraje nos muestra diversas situaciones raciales que se viven en dicho barrio, y nos enseña una de las muchas realidades que se viven en los Estados Unidos. Spike Lee recibió una nominación a los premios Oscar en la categoría a mejor guion original.

Durante los años siguientes, se vio envuelto en un escándalo, ya que su largometraje Mo’ Better Blues (1990) fue acusado de ser antisemita. Este filme, protagonizado por Denzel Washington y Wesley Snipes,  nos narra la vida de un trompetista de jazz, a quien sus malas decisiones lo llevan a poner en riesgo sus relaciones personales y su carrera como músico. Los reclamos a la cinta es por la presentación de dos personajes judíos, dueños del club donde toca el trompetista, que para varias organizaciones judías eran presentados vulgarmente.

Su siguiente proyecto, Jungle Fever (1991) fue un  éxito en taquilla, una intimista cinta que narra el romance entre un exitoso arquitecto afroamericano, Flipper Purify (Wesley Snipes) y una mujer italoamericana, Angie Tucci (Annabella Sciorra).

Para 1992 el nombre de Spike Lee tomaría mayor fuerza con el estreno de su largometraje Malcolm X, la cual nos cuenta la vida del activista afroamericano del mismo nombre. Este proyecto obtuvo una excelente recepción por parte del público y de la crítica especializada.

Sin embargo, tras el rotundo éxito que representó Malcolm X en su carrera, sus próximos trabajos parecían hundirse en un espiral de decadencia. Consiguiendo buenas críticas pero malos números en taquilla. Esto fue una constante hasta que en 1996 llegó a las salas de cine el filme Get on the Bus, la cual fungió como una especie de resurgimiento en la carrera de Lee. La cinta fue inspirada en la llamada marcha de los mil hombres que ocurrió un año antes, una gran reunión de la comunidad afroamericana en Washington, D.C.

Continuando sobre esa línea, Lee estrenó en 1997 el documental 4 Little Girl, que nos narra el atentado que sufrió una iglesia donde murieron cuatro niñas afroamericanas. Este trabajo le permitió al cineasta ser nominado de nueva cuenta en los premios Oscar, esta vez en la categoría a mejor documental.

En 2002 estrenó la  película 25th Hour, donde trabajó junto al actor Edward Norton. Durante los próximos años, la filmografía de Spike Lee contó con un sin fin de altibajos, dirigiendo cintas que obtuvieron mala recepción como el remake de la película coreana Old Boy , sin embargo, realizó algunos trabajos interesantes como Inside Man (2006) o Miracle at St. Anna (2008).

Su nombre volvería a cobrar especial relevancia en 2018 con la película BlacKkKlansman. Justo cuando Estados Unidos pasaba por momentos especialmente duros con  Donald Trump en la presidencia, Spike Lee llegó a dar un golpe sobre la mesa con este largometraje. La cinta basada en hechos reales, nos cuenta la historia de Ron (John David Washington), primer policía afroamericano en Colorado Springs, y  su compañero Flip (Adam Driver), quienes deciden infiltrarse en el Ku Klux Klan. Esta trabajo fue un rotundo éxito y Lee obtuvo un Oscar por Mejor Guion Adaptado. 

Finalmente, en 2020 estrenó el largometraje Da 5 Bloods para la plataforma de Netflix. La cinta de corte bélico nos cuenta la travesía de cuatro veteranos de Vietnam que deben regresar a dicho país para recoger los restos del jefe de su escuadrón, quien tristemente pereció en combate, a la vez que buscan un cofre lleno de barras de oro que enterraron en ese lugar. Muy parecido a su trabajo anterior, el estreno de esta cinta coincidió con los sucesos raciales que se desencadenaron en los Estados Unidos, especialmente  la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano que perdió la vida por el maltrato de unos policías blancos.

El cine de Spike Lee nos ha enseñado que el racismo y la discriminación continúan latentes en nuestra sociedad, demostrando que no importa cuan duras pueden llegar a ser sus películas, la realidad siempre supera a la ficción.

 

*Colaborador y reportero en CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «La lucha contra el racismo en el cine de Spike Lee»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*