10 buenas películas de terror japonés, primera parte – CinEspacio24

10 buenas películas de terror japonés, primera parte

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Japón tiene una gran industria cinematográfica. Dentro del género de horror y terror tienen grandes propuestas. 

 

 

Ju-on de Takashi Shimizu

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

El terror es un género que ha ganado popularidad en Japón. Tanto que se convirtió en un subgénero japonés conocido como J-Horror.

 

El terror y horror nipón es diferente al que vemos en occidente, por ello nos sentimos atraídos y horrorizados hacia ese cine Aquí te recomendamos diez películas japonesas de terror.

 

10- Noroi: The Curse (Kõji Shiraishi, 2005)

El falso documental es una herramienta que se utiliza mayormente en el cine de terror, por su facilidad para hacer sentir al espectador que lo que ocurre en pantalla es algo que nos podría pasar.

A pesar de esto, no es muy común ver este formato en el J-Horror, pues este suele enfocarse más en el gore o en el terror psicológico.

Así que Noroi: The Curse resulta una buena cinta para adentrarse en el vasto mundo del horror japonés.

La cinta nos muestra las grabaciones que un documentalista dejó en su afán por grabar sucesos paranormales.

 

9.- Suicide Club (Sion Sono, 2001)

Una película que se convirtió en una cinta de culto.

Para los amantes del gore, Suicide Club es una de aquellas obras imprescindibles en su catálogo.

Si bien es cierto que no es la mejor del género, funge como un buen acercamiento al gore japonés para quienes han tenido poco contacto con este peculiar estilo de cine.

El largometraje nos muestra una serie de suicidios suscitados en Japón, mismos que a simple vista parecen no estar relacionados, pero eso no evita que la policía decida investigarlos.

 

8.- One Cut Of The Dead (Shinichiro Ueda, 2017)

La comedia y el terror son una dupla que no suena muy funcional, pero existen un puñado de cintas que salen airosas ante el uso de esta combinación.

One Cut Of The Dead es una de ellas, y esto se debe en gran medida a lo bien escrita que está la cinta y al excelente manejo de los tiempos en pantalla.

Son precisos los momentos en los que se pasa de comedia a terror, consiguiendo una armonía inteligente y funcional.

La cinta sigue a un grupo de personas que están grabando una película de terror, sin saber que durante el rodaje estallara un verdadero Apocalipsis zombie.

 

7.- Cure (Kiyoshi Kurosawa, 1997)

Kiyoshi Kurosawa es uno de los directores japoneses más reconocidos gracias a su increíble talento.

Este fue el largometraje que impulsó su carrera, ya que mostró las capacidades del director a la hora de dirigir.

Fiel al terror psicológico tan característico del J-Horror, Kiyoshi se apoya en el thriller para entregar una cinta redonda capaz de mantener enganchado al espectador.

El filme sigue a un detective que se involucra en un curioso caso de diversos asesinatos donde las victimas aparecen con una “x” marcada en la garganta.

 

6.- Visitor Q (Takashi Miike, 2001)

Una controversial película no apta para todo público.

Por medio del terror psicológico, el largometraje nos pone en la piel de un hombre que ha sucumbido ante los actos más despreciables que se llevan acabo en lo más recóndito de la sociedad nipona.

El largometraje sigue a un hombre que decide realizar un documental sobre el sexo y la violencia a raíz de ser violado y atacado por unos chicos mientras era grabado.

 

5.- Dark Water (Hideo Nakata, 2002)

No existe un director de J-Horror que sea tan representativo como Hideo Nakata.

Gracias a su trabajo en el género su nombre se ha vuelto gigantesco; el sólo hecho de que una cinta lleve su nombre la vuelve de especial interés.

Dark Water se volvió una película característica del terror japonés demostrando la gran calidad del cine nipón en este género.

El filme nos muestra los sucesos paranormales con los que tienen que lidiar una mujer divorciada y su hija tras mudarse a un viejo edificio.

 

4.- Audition (Takashi Miike, 1999)

Considera como una de las mejores películas gore.

Cuando una cinta de este estilo es capaz de hacerte sentir lo que el protagonista vive, el resultado es escalofriante.

Fruncir el ceño, cerrar los ojos y sentir escalofríos son algunas de las reacciones que genera la cinta.

El largometraje nos muestra a un hombre viudo que en búsqueda de una nueva esposa decide realizar una falsa audición para una película.

 

 

3.- I Am A Hero (Shinsuke Sato, 2015)

Entre tantas cintas que abordan el tema de un apocalipsis de muertos vivientes, resulta complicado encontrar un largometraje que realmente valga la pena.

I Am A Hero es un faro de luz en un subgénero que se vio perdido por muchos años.

Si bien el filme no es del todo de terror, utiliza como eje principal para su historia a los ya clásicos personajes de terror que son los zombies.

La cinta nos muestra la historia de un mangaka catalogado como perdedor en la vida real. Pero cuando se desata un Apocalipsis zombies, pasará de ser un héroe en las páginas de sus mangas a la vida real.

 

2.- Ju- on (Takashi Shimizu, 2004)

Para muchos fue el primer acercamiento al denominado J-Horror.

Ju – on  es una película que traspasó barreras consiguiendo un lugar especial en el corazón de los fanáticos del terror en occidente.

 

 

1.- Ringu (Hideo Nakata, 1998)

La cinta que lo cambió todo en el terror japonés. Hablar de Ringu es hablar de la película más rentable del J-Horror.

Este largometraje significó un parteaguas en la industria japonesa y atrajo milles de nuevos espectador para el cine japonés.

Es la obra maestra del cineasta Hideo Nakata. La película sigue a una reportera que investiga un video que trae la muerte a cualquier persona que lo vea.

¿Cual agregarías tú?

 

*Colaborador y reportero de CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «10 buenas películas de terror japonés, primera parte»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*