“Wonderstruck: El museo de la maravillas”, la historia de dos cuentos infantiles – CinEspacio24

“Wonderstruck: El museo de la maravillas”, la historia de dos cuentos infantiles

Comparte el amor por el cine

Wonderstruck: El museo de la maravillas es una cinta que cuenta dos historias en paralelo: la primera es sobre una niña sorda- muda,  que en los años 20 viaja a New York  para encontrarse con una famosa actriz de teatro; la otra, es la travesía de  un niño (ambientada en los años 70), quien se quedó sordo en un accidente e investiga en dicha ciudad quién es su padre. La cinta, dirigida por Todd Haynes, habla sobre la búsqueda de quiénes somos.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Cuando nos presentan la historia de Rose (Millicent Simmond), una niña sorda-muda, la película está en blanco y negro y como una cinta silente no tiene diálogos; como si nos metiéramos en el mundo de la niña.

Después nos presentan a Ben (Oakes Fegley), un niño que vive con su madre, Eleaine (Michelle Williams) y no conoce quién es su padre. Aquí la película es a color y tiene diálogos.

Así, la cinta va cambiando, sin ningún orden, la narrativa. Un rato la historia en blanco y negro de Rose, en otra el color de Ben.

Rose vive con su padre, pero no está contenta, no le gusta estar ahí, guarda los recortes y las fotografías de una famosa actriz de teatro, Lillian Mayhew (Julianne Morre). Un día, decide escapar e ir a New York donde la artista de sus sueños se va a presentar.

En la historia de Ben, sucede una tragedia, su madre muere en un  accidente y tiene que vivir con su tía y sus primos. Después de que un rayo deja sordo a Ben, éste encuentra entre las cosas de su madre  un libro titulado Wonderstruck: El museo de la maravillas, ahí descubre un mensaje de amor con una dirección de la cuidad de New York y deduce que fue escrito por su padre; por lo que decide huir e ir a buscarlo.

De esa forma la narrativa de la cinta va saltando de una historia a otra, las cuales son similares, los dos son sordos, son niños y se atreven a viajar a una de las ciudades más grandes del mundo; y a pesar de su corta edad y no conocer el lugar no se pierden.

La ambientación y los escenarios de la cinta son adecuados y bien llevados, cumple con la elegancia y el glamour de los años 20, refleja el cambio generacional y de pensamiento de los años 70. Gracias a un minucioso trabajo de arte y a una buena fotografía, no hay ninguna queja sobre los lugares a donde nos lleva la película. 

Dirigida  por Todd Haynes, quien hace dos años demostró su calidad en la cinta Carol (también ambientada en el pasado, en los años 50), la película Wonderstruck: El museo de la maravillas habla sobre la aceptación de lo que somos, la búsqueda de dónde venimos y la pasión de lo que queremos ser.

A través de los niños la cinta cuenta una historia bella, aunque un poco cursi, y tiene un mensaje de esperanza.

Sin embargo, su ritmo y tanto cambio abrupto de la narrativa llega a ser tedioso. Asimismo, es predecible en cuanto a su final y tiene un guion que deja más preguntas que respuestas sobre las motivaciones de sus personajes.

Basada en la novela del escritor Brian Selznick, quien también hace el guion de la película y autor del libro La invención de Hugo Cabaret, que después adaptará al cine Martin Scorsese, la cinta tiene buenas intenciones al contarnos una historia infantil atrevida.


*Periodista y realizador. Director y Editor de CinEspacio24. Colaborador de Cio Noticias.

Be the first to comment on "“Wonderstruck: El museo de la maravillas”, la historia de dos cuentos infantiles"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*