•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Wild Rose nos cuenta la obsesión de Rose – Lynn por ser una cantante de country famosa; sin embargo, acaba de salir de la cárcel y tiene que cuidar a sus dos hijos.

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

El término “diamante en bruto” se utiliza para describir a aquellas personas de talento natural que necesitan pulir sus habilidades para conseguir el punto más alto de sus capacidades. El cine nos ha mostrado este argumento en innumerables ocasiones.

En la película Wild Rose seguimos la historia de Rose-Lynn Harlan (Jessie Buckley), una veinteañera mujer de Glasgow, Escocia que acaba de salir de la cárcel. Fanática de la música country, una vez fuera de prisión decide reavivar su sueño de ir a Nashville y convertirse en la próxima Dolly Parton (la legendaria cantante de dicho género).

Sin embargo, las cosas no serán tan fáciles, ya que no tiene dinero y además debe de mantener a sus dos hijos, los cuales se encuentran bajo el cuidado de Marion (Julie Walters), su madre. Esto pondrá a Rose en una encrucijada: tendrá que escoger entre su familia y su carrera como cantante.

El director Tom Harper nos entrega una película con detalles originales, ya que toma como premisa la típica historia de una persona que busca llegar lejos gracias a su talento – algo que hemos visto en cintas como Ha Nacido Una Estrella (William A. Wellman, 1937) y todos sus remakes – y lo hace mostrando el lado crudo de la anécdota.

La película decide dejar de lado la problemática de las relaciones amorosas entre parejas que contrastan con el ascenso y el declive simultáneo de la pareja, y en cambio muestra un problema más moral: la decisión de dejar de lado a los hijos para cumplir los sueños. Lleva los personajes al límite y pone en jaque su moral.

Todo esto cobra más sentido gracias a la actitud rebelde de la protagonista, los constantes giros de tuercas y las inesperadas situaciones que generan las poco convencionales decisiones de Rose.

En ese sentido, el filme funciona gracias a la actriz Jessie Buckley, una actriz y cantante irlandesa que saltó a la fama gracias a su presentación en el reality show I’d Do Anything, viviendo así en carne propia el efecto nace una estrella. Mismo que logra recrear en la cinta.

Además, la interpretación musical de la propia Buckley es lo que le da alma al largometraje, gracias a su increíble voz y el maravilloso soundtrack.

*Colaborador de CinEspacio24 Noticias

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Colaborador CinEspacio24

About Colaborador CinEspacio24

Leave a Reply