Info sobre cine

“Valerian”, unos intensos efectos visuales

“Valerian”, unos intensos efectos visuales

Valerian (Valerian and the City of a Thousand Planets) es un trayecto asombroso de efectos visuales y un bombardeo de colores. Quizá sea el trabajo más arriesgado del director francés Luc Besson, por la superproducción de esta película. Basada en la novela gráfica francesa Valérian y Laureline, de Pierre Christin, la cinta se enfoca más en lo visual y olvida un poco las actuaciones y motivaciones de los personajes.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Pienso en Luc Besson y ciencia ficción y me pongo de buenas, porque llega a mi mente la agradable cinta El quinto elemento, donde Besson nos muestra una historia entrañable, con personajes inolvidables como Korben Dallas interpretado por Bruce Willis; la heroína de la historia, Leelo, (Milla Jovovich); y un villano alucinante como Jean-Baptiste, gran actuación (como siempre) de Gary Oldman.

Es decir, con esa película, donde tuvo un reparto acorde a la historia, creó secuencias memorables, cómicas, sutiles y agradables.

Ahora, con su nueva incursión a la ciencia ficción, Valerian, Luc atasca a la cinta de efectos visuales que no dejan descansar al espectador, lo que provoca que sea un poco confusa (o quizá necesito leer la novela gráfica en la que se basó para entenderla más).

El inicio de la película prometía una obra diferente, ya que nos cuenta de una forma lineal y saltando años o siglos, cómo el ser humano  puso su primer satélite en el espacio; después, dos satélites de diferentes naciones se juntan; más adelante, otro se integra pero ahora es tripulado por alienígenas y así consecutivamente. Hasta que llega el punto que esas naves se convierten en una cuidad llamada Alpha, donde viven casi todos los seres del espacio.

Por órdenes de los gobernantes de la Tierra, Alpha comienza un viaje interestelar interminable. La ciudad está comandada por los humanos, y son ellos los que mantienen la paz en el espacio. Entre esos soldados se encuentran el Mayor Valerian (Dane DeHaan), un joven rebelde y mujeriego, y la Sargento Laureline (Cara Delevingne), una militar fría y audaz para la pelea.

Valerian intenta constantemente conquistar a Laureline, ella lo rechaza, y mientras tanto cumplen sus órdenes de mantener a salvo al universo con misiones confusas y su chocante coqueteo. Las motivaciones de estos personajes quedan opacadas por la intensidad de los efectos visuales. Luc Besson se dio el lujo de mostrarnos un mundo saturado de seres extraños, colores llamativos y diálogos sin sentido, es decir, lo importante en Valerian es lo visual y estético.

Ya que a diferencia de El quinto Elemento, aquí no hay un actor consagrado como Bruce Willis, tenemos a Dane DeHaan que realiza un trabajo mediano; no tenemos una experta en ciencia ficción como Milla,  sino a Cara, ayudada por los efectos, ya que esconden su poca capacidad actoral.

Tal vez, la metáfora final de la cinta es la importancia del respeto e integración de diferentes especies. Se estrena este jueves 3 de agosto en México. No le ha ido bien en la taquilla internacional, quizá porque la gente aún añora esa película de Besson donde Korben Dallas estaba “súper verde”. No obstante, si te gusta la intensidad y los efectos visuales, no te la pierdas. 

 

*Periodista y realizador. Director de Comunicación CinEspaco24. Colaborador en Cio Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *