Info sobre cine

“Un monstruo de mil cabezas”, una mujer contra la corrupción

“Un monstruo de mil cabezas”, una mujer contra la corrupción

La cinta Un monstruo de mil cabezas, del director Rodrigo Plá, trata sobre la desesperación, la corrupción – en este caso de las aseguradoras -, nos cuenta una historia que si bien puede llegar a ser un poco inverosímil es realista, ya que aborda un tema común para muchos mexicanos: la falta de apoyo a la salud por el egoísmo y enriquecimiento de unos pocos.

mmc1

Por Arturo Brum Zarco *

Cuando eres presa de la desesperación, la locura te puede “atrapar”: ya no tener esperanza para solucionar un problema puede llevarte a cometer actos violentos e impensables. Ahora, piensa en ese sentimiento combinado con la corrupción mexicana. Aún más, imagina a un ser querido muy enfermo y un seguro médico que no quiere ayudar.

La cinta Un monstruo de mil cabezas, del director Rodrigo Plá, trata sobre la desesperación, la corrupción – en este caso de las aseguradoras -, nos cuenta una historia que si bien puede llegar a ser un poco inverosímil es realista, ya que aborda un tema común para muchos mexicanos: la falta de apoyo a la salud por el egoísmo y enriquecimiento de unos pocos.

Basada en la novela homónima de la escritora Laura Santullo, quien fue la encargada del guion (lo que le valió un Ariel a Mejor Guion Adaptado), el título de la cinta es una metáfora de la burocracia y la corrupción: un monstruo que por más que lo ataques siempre tendrá una cabeza más.

Ante el sufrimiento de su esposo (quien tiene cáncer), Sonia Bonet (Jana Raluy) busca continuamente a su compañía de seguros, la cual le niega el medicamento que su pareja necesita para vivir. Esto provoca que ella tome medidas muy extremas para conseguir la ayuda que necesita.

Acompañada de su hijo, Darío (Sebastián Aguirre), Sonia busca primero al doctor de la aseguradora encargado de su caso, a quien amenaza con una pistola, él lo manda con altos directivos de la compañía; ellos a su vez con la dueña.

Sonia se la pasa encañonando y secuestrado a quien sea necesario para cumplir su objetivo; es aquí donde la verosimilitud de la película se alarga, pero el mensaje es potente y contundente: siempre hay alguien más arriba y más corrupto.

Aunque es un drama de suspenso, el filme también entra en el género de comedia negra, ya que a Sonia la vemos cometer tales actos como si estuviera en un día normal, como si no hiciera algo malo, de hecho, los diálogos que tiene con sus rivales tienen cierta ironía y humor negro sobre lo que está pasando. Por eso es importante el personaje del hijo, ya que él intenta calmar y traer a la “realidad” a su madre.

El ritmo del largometraje es bueno, con tomas simples y bien contadas, y sobre todo resalta la buena actuación de Jana Raluy, quien encarna a una mujer que ante la desesperación ve con normalidad exigir sus derechos con violencia. En ese sentido, díganme ¿si por momentos la ira no los ha dominado ante actos de corrupción e injusticia y más en un país como México? Tal vez la línea entre lo que hizo la protagonista de la película y la realidad es muy diáfana.

Se estrena este 9 de diciembre en salas comerciales y cuenta con un gran reparto: Emilio Echeverría, Daniel Giménez Cacho y Hugo Albores. Rodrigo Plá hace una película entretenida, que invita a la reflexión sobre un monstruo que casi todos los mexicanos conocemos.

 

un_monstruo_de_mil_cabezas-902780070-large

*Periodista. Director de Comunicación de CinEspacio24, escribe en Cio-Noticias y es conductor del programa Butaca Digital de Radio Trece

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *