•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hay actrices que son tan camaleónicas que llegan a ser irreconocibles, como en el caso de Tilda Swinton

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

Katherine Matilda Swinton nació en Londres, Inglaterra, el 5 de noviembre de 1960. De ascendencia escocesa, es hija de Sir John Swinton (lugarteniente de Berwickshire, Escocia) y Judith Balfour.

De pequeña estudió en tres diferentes escuelas privadas: Queen´s Gate School, West Heath Girl´s School –donde fue amiga y compañera de la que en ese entonces era la futura princesa de Gales, Diana Spencer- y por un breve periodo en el Fettes Collage. Posteriormente, en 1983, se graduó con un titulo en Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad de Cambridge.

Durante esa época, asistió frecuentemente al Partido Comunista de Gran Bretaña, aunque más tarde se unió al Partido Socialista Escocés. En este periodo también dio sus primeros pasos en la actuación. Antes de comenzar su carrera en la industria cinematográfica, Swinton trabajó en el Traverse Theatre y en la Royal Shakespeare Company.

Comenzó su carrera actoral de manera formal en 1986, con pequeños papeles en diversas cintas, realizando en su mayoría, trabajos para el director Derek Jarman. En 1993 realizó el rol protagónico en la película Orlando, de la directora Sally Potter, la cual está basada en la novela homónima de la escritora Virginia Woolf.

Tilda se hizo de una pequeña fama en 1995, al formar parte de una exposición viviente llevada a cabo en la Sepentine Gallery de Londres. En ella, estuvo expuesta durante una semana al público, dentro de una caja de cristal en la que yacía dormida, o aparentemente dormida. La artista detrás de esta obra fue la escultora Cornelia Parker.

En 1998 trabajó junto a Dereek Jacobi y Daniel Craig en la cinta biográfica sobre el pintor Francis Bacon titulada: Love Is The Devil: Study for a Portrait of Francis Bacon (John Maybury)

A pesar de apoyar el cine experimental y de poco presupuesto, se enfocó, tiempo después, en proyectos mucho más taquilleros, lo cual la llevó a encarnar al Arcangel Gabriel en Constantine (Francis Lawrence, 2005), la adaptación cinematográfica del cómic Hellblazer.

También trabajó junto a Leonardo DiCaprio en La Playa (Danny Boyle, 2000) y Tom Cruise en el Vanilla Sky (Cameron Crowe, 2001), remake de la cinta Abre los Ojos (Alejandro Amenabar, 1997).

En 2004, formó parte del jurado en el Festival de Cannes.

Para 2005, se unió a la saga de Narnia con el papel de la reina blanca en Las Crónicas de Narnia: El León , La Bruja y El Ropero (Andrew Adamson). Interpretó una vez más a este personaje en Las Cronicas de Narnia: El Príncipe Caspian (Anndrew Adamson, 2008), para finalmente hacer un pequeño cameo en Las Cronicas de Narnia: La Travesia del Viajero del Alba (Michel Apted, 2010) y así despedirse de este papel.

Swinton ganó el Oscar a mejor actriz secundaria por su papel en Michael Clayton (Tony Gilroy, 2007), donde interpretó a Karen Crowder, una implacable abogada.

En 2011 protagonizó, junto a Ezra Miller la cinta Tenemos Que Hablar de Kevin (Lynne Ramsay), la cual está basada en la novela homónima de la autora Lionel Shriver. Swinton, da vida a Eva Khatchadourin, una mujer que tiene que lidiar con las consecuencias de un terrible acto perpetuado por su hijo.

En 2012 trabajó junto a Wes Anderson en la cinta Un Reino Bajo La Luna. Para 2013 participó en El Expreso del Miedo (Bong Joon-ho), The Zero Theorem (Terry Giliam), y protagonizó Solo Los Amantes Sobreviven (Jim Jarmusch), donde da vida a Eva, una mujer vampiro.

Trabajó una vez más junto a Wes Anderson en El Gran Hotel Budapest interpretando a Madame D, una adinerada mujer de la tercera edad que asiste al hotel para disfrutar del “servicio excepcional” que ofrece el lugar.

Tuvo unos pequeños papeles antes de que en 2016 apareciera en ¡Salve, César! (Joel Coen y Ethan Coen) y se uniera al UCM (Universo Cinematográfico de Marvel) con Doctor Strange, donde interpreta a Ancestral.

Participó en el filme de Netflix, que compitió por la Palma de Oro en el Festivale de Cannes 2017; Okja (Bong Joon-ho, 2017), donde dio vida a las hermanas gemelas Lucy y Nancy Mirando.

Prestó su voz para encarnar Oracle en el largometraje animado Isla de Perros, donde una vez más colaboró con Wes Anderson. Ese mismo año, en 2018 se estrenó Suspiria (Luca Guadagnino), cinta basada en la obra de mismo nombre dirigida por Dario Argento en 1977. Swinton interpreta tres personajes: Madame Blanc, el Dr. Josef Klemperer y a Helena Karkos.

Partcipó de nueva cuenta en el MCU con su personaje Ancestral en Avenger: Endgame (Anthony y Joe Russo, 2019) y ese mismo año apareció en los proyectos Los Muertos No Mueren (Jim Jarmusch, 2019) como Zelda Winston y The Souvenir (Joanna Hogg, 2019) como Rosalind.

El nivel actoral de Tilda Swinton es innegable. Desde mujeres vampiros, hasta una madre en crisis, pasando por una hechicera suprema, ha demostrado que puede interpretar el papel que se le ponga enfrente, sin importar si es una producción de pequeño, mediano o gran presupuesto. Ella está lista para sorprendernos una vez más en la gran pantalla con su talento camaleónico para actuar, que la hace una actriz única.

 

 

*Colaborador en CinEspacio24 Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Colaborador CinEspacio24

About Colaborador CinEspacio24

Leave a Reply