“The Siren”, terror en un lago

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En la cinta de terror The Siren, un joven se enamora de una misteriosa chica quien le gusta nadar por la noche en un lago donde varias personas se han ahogado.

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

En la cinta de terror The Siren, que forma parte del Festival Macabro 2019, Tom (Evan Dumouchel), es un religioso y mudo muchacho que se va a vivir a una pequeña cabaña ubicada cerca de un lago, con la intención de descansar un tiempo. Una vez ahí, conocerá a Nina (Margaret Ying Drake), una misteriosa y hermosa chica de la cual se enamora, sin saber todo lo que esconde detrás de su linda apariencia.

A su vez, Tom también se relaciona con Al (MacLeod Andrews), un chico que perdió a su pareja por culpa de un monstruo que habita en el lago, una sirena y a la cual juró matar.

La película dirigida por el cineasta Perry Blackshear juega con crear un conflicto moral en el espectador.

Los tres personajes principales los desarrolla de una manera eficaz, así es fácil entender sus motivaciones y comprender las razones de sus actos, por tal motivo, generan cierta empatía con el público.

La figura mitológica de una sirena aún no ha sido aprovechada al máximo. A pesar de que existen varias cintas que giran alrededor de este ser fantástico, no han logrado hacerle justicia, una situación que repite esta cinta.

La sirena no se siente como el principal atractivo de la cinta. Fácilmente pude ser opacada por alguno de los demás personajes. No tiene una memorable caracterización ni alguna escena inolvidable donde nos muestre por qué hay que temerle.

La relación amorosa que se desarrolla en la cinta, por momentos nos recuerda a La Forma del Agua (Guillermo del Toro, 2017), sólo que en este caso el chico es el mudo y la chica es el ser acuático. Y otra diferencia es que The Siren se siente más experimental.

La tensión de la cinta salta constantemente entre el horror y el romance, aunque el balance no es el mejor. Se inclina más hacia un lado y le resta importancia al otro, lo cual no permite una correcta armonía entre géneros.

Siempre es arriesgado jugar y experimentar con los géneros cinematográficos, ya que pueden crearse joyas que refresquen a la industria, en este caso lo intentaron.

*Colaborador en CinEspacio24 Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *