Mary Elizabeth Winstead, de actriz “X” a reina de la “comedia”

Por Daniel Flores Chávez*

Una de las actrices más “X” de Hollywood, Mary Elizabeth Winstead, famosa por… ¿Scott Pilgrim?.. ¿Duro de Matar 4?.. ¿Súper Escuela de Héroes?.. ¿la precuela de The Thing?, parece salir de su zona de confort tras varias décadas probando suerte. En 2018 estrenó en el Festival de Sundance el interesante filme, All about Nina (de esos independientes que nunca se estrenan ni en Netflix), en el que interpreta al personaje central, Nina, una comediante de stand-up, que luego de fracasar profesional y personalmente, tendrá la oportunidad de incorporarse a un popular programa humorístico.

Bajo la dirección de la española Eva Vives, esta cinta, femenina y feminista, es por demás trascendente, ya que muestra lo que sucede tras bambalinas con las mujeres que hacen comedia, donde no hay glamour ni fama ni nada que se le parezca, peor aún, hay una brutal competencia entre ellas para acaparar los pocos espacios de trabajo. Si bien la realizadora no se corta las venas en torno a dicha rivalidad, sí pone el dedo en la yaga en lo referente a las injustas condiciones laborales de la mujer, incluso, en los Estados Unidos.

Así, Nina tendrá que mudarse de Nueva York, donde vive con un tipo abusivo y golpeador, para intentar colarse en el cast de Comedy Prime, una famosa emisión de comedia con base en Los Ángeles, California, o de plano, quedarse en el ostracismo del fracaso. Su madre, Débora (Camryn Manheim), le ayuda a buscar casa en la ciudad angelina con la hija de una amiga, Lake, interpretada por Kate del Castillo, dando pie a una relación de amistad entre ambas, así como la aparición de un rol distinto sobre una mexicana residiendo en California, ya que ni es la doméstica ni es ilegal, de hecho, es lesbiana, adoradora del new-age y los gatos y un alma vieja que guiará a Nina hacia su destino.

La actuación de Del Castillo es de destacar, más allá de sus polémicos roles como reina del narco, ya que incluso, se despoja de la exuberante belleza con que vende su imagen en México, para verse avejentada, hippiosa y como motor de la protagonista, demostrando que Kate sí sabe actuar.

Volviendo a Winstead, quien ya había logrado superarse en la serie, Fargo, como Nikky Swango, una fría y calculadora anti-heroína, consigue con Nina una interpretación excepcional, convirtiéndose en esta comediante de gran talento, pero abatida por la difícil vida que le ha tocado llevar. Nina siempre está al borde de quebrarse, de romper por completo su existencia y su única relación romántica verdadera con Rafe (Common), un buen individuo que la quiere, pero la tremenda Nina le saca al parche en aras de no volverse a enamorar.

Durante el filme, Winstead hace varias imitaciones de celebridades, destacando a la cantante islandesa, Bjork, y al director alemán, Werner Herzog, cuya parodia es desternillante, logrando una mezcla actoral entre lo cómico y lo dramático que invita al espectador a, efectivamente, conocer todo sobre Nina.

La realizadora Vives, también se le va a la yugular a este tipo de emisiones cómicas plagadas de hombres, en especial, Saturday Night Live (SNL), que aquí es pintado con el nombre de Comedy Prime, y en lugar de transmitirse desde Nueva York, lo hace desde Los Ángeles, bajo el imperial régimen del productor, Larry Michaels (Beau Bridges), en una clara crítica al canadiense, Lorne Michaels, creador y productor de SNL, si bien un Rey Midas, considerado también un tanto misógino a la hora de castear mujeres comediantes.

Definitivamente, éste es el mejor trabajo de la guapísima Mary Elizabeth Winstead, quien como Kirsten Dunst, encontró en el serial de culto, Fargo, un crecimiento actoral enorme, demostrándose a sí misma, que puede interpretar roles complejos, más allá de una cara bonita.


*Periodista. Colaborador en CinEspacio24, Director de Cio Noticias, Crítico de Cine, Columnista en el Heraldo de México Toluca