“Soy héroe”, humor negro y zombies: la fórmula perfecta – CinEspacio24

“Soy héroe”, humor negro y zombies: la fórmula perfecta

Comparte el amor por el cine

Humor negro, zombies, balas y mucha sangre son los trazos que el director japonés Shinsuke Sato utiliza para su adaptación del manga I am a hero. En 120 minutos, Sato dibuja una historia bien conocida en Japón.

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia

Protagonizada por Yo Oizumi, Soy héroe ilustra el incidente de Hideo Suzuki, un dibujante de manga que de repente se topa con la epidemia de un virus llamado ZQN. Su vida aburrida y trivial a lado de su novia, Teko, de un momento a otro cambia por la de un cobarde que huye de toda una ciudad zombie con una escopeta deportiva en su hombro.

Su travesía, en medio de este apocalipsis, estará influida en gran manera por Hiromi, una chica colegiala quien está infectada por el virus.

Con la ruta delineada, el director Shinsuke Sato esboza la historia del manga de manera irreprensible, con una técnica ejemplar. Los planos tienen influencia del manga y presentan enfoques tipo historieta. Las secuencias de acción, por su parte, no pierden cadencia, pues Sato se esfuerza en no cortar el hilo de la historia y dar pie a sucesos como persecuciones y huídas de zombies.

Por esta razón es que Soy héroe tiene más puntos a favor que en contra. El primero de ellos son los zombies, ya que cada uno es diferente. Su estilización ronda en la excelencia, lo que provoca horror en el espectador.

Otro punto fuerte que suma el filme japonés va ligado a lo anterior. Soy héroe establece que cada zombie es diferente a los demás. Aquí no encontraremos zombies genéricos. Aquí encontraremos zombies que son únicos. Cada uno expresa cierta personalidad: atletas, conductores, vendedores y hasta habladores.

Shinsuke Sato se vale, también, del humor negro para reforzar lo anterior, al mismo tiempo que agrega una pizca de sensualidad a ciertos personajes, algo que en cierta manera está censurado porque en el manga de Hanazawa el sexo es un elemento común.

Soy héroe tampoco tiene miedo a mostrar sangre y muertes realmente impactantes. De hecho, enfatiza eso como una fortaleza. Agrega, de igual manera, un estilo exagerado en los efectos especiales, lo que resulta en muertes viscerales.

La película de Shinsuke Sato fue aclamada en el Festival de Sitges y ganó el Premio a Mejores Efectos Especiales; sin embargo, la debilidad de Soy héroe es su final apresurado.

Soy héroe es una cinta obligada para los amantes del cine de zombies. Una película de terror a ratos, de acción por momentos y de humor negro durante toda su duración.

 

 

*Periodista. Reportero y Colaborador en CinEspacio24

Be the first to comment on "“Soy héroe”, humor negro y zombies: la fórmula perfecta"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*