“Sonora”, la historia de un México racista

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La cinta mexicana Sonora, habla de racismo y xenofobia. Ambientada en 1931 narra como los chinos fueron expulsados de Sonora y Estados Unidos deporta  a los mexicanos. Un grupo de doce personas de diferentes nacionalidades buscarán refugio en Baja California.

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

La cinta Sonora está ambientada en el año de 1931. La Gran Depresión -la crisis financiera mundial – llegó a México, el nacionalismo como movimiento social, político e ideológico creció en nuestro país, y la campaña antichina tomó mayor fuerza.

Doce personas que buscan  refugio en Mexicali, Baja California, se enfrascan en un viaje para llegar a dicho lugar. Mexicanos, chinos y gringos tendrán que lidiar con sus diferencias si es que quieren llegar a su destino.

La película basada en la novela La Ruta de los Caídos, del escritor Guillermo Munro Palacio, toma como eje narrativo la xenofobia (el miedo a los extranjeros o inmigrantes). En este caso, aborda lo que pasó entre 1911 y 1934 en México, cuando nació la Campaña Antichina y afectaba a todo tipo de grupos orientales que se encontraban en el país.

El director Alejandro Springall por medio de una road movie –esas cintas que se desarrollan en un largo camino que emprenden los protagonistas y que sirven para que se encuentren así mismos-, enseña cómo en situaciones de estrés o de peligro las personas muestran lo mejor o lo peor de sí.

La película es interesante desde el inicio, ya que los viajeros tienen diferentes ideologías, lo cual genera un ambiente tenso durante el viaje, pero también nos regala algunas escenas bastante curiosas.

“Chinos huyendo, gringos viajando, indios ciegos. Una maldita pesadilla”, comenta uno de los personajes de la cinta. Y es que la diferencia entre los tripulantes funge como el medio para exponer el racismo tan marcado que existía en esa época.

La película propone bastante, lo cual por momentos resulta contraproducente, ya que intenta abarcar tantos temas que en ocasiones parece perder el rumbo del tema principal, pero a pesar de ello mantiene la atención del espectador.

Tiene un buen desarrollo de los personajes, ya que las situaciones que se presentan a lo largo del filme provocan que los protagonistas se vayan destapando poco a poco hasta mostrar su verdadera cara.

La cinta en ningún momento es nacionalista, ni intenta romantizar ese desafortunado evento histórico, y mucho menos pretende mostrarnos como “los buenos de la historia”, pues la intención del largometraje es demostrar que en la actualidad el odio y desprecio entre los seres humanos sigue tan marcado como en aquella época.

La película funciona y acierta en más de un punto. Consigue su cometido y logra dejar un mensaje en el espectador que invita a la reflexión. Nos lleva por un increíble viaje tan tormentoso e inesperado, como el desierto de Sonora.

*Colaborador en CinEspacio24 Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *