Info sobre cine

“Sieranevada”, una intima odisea familiar

“Sieranevada”, una intima odisea familiar

Con una capacidad única para llevarnos a un ambiente claustrofóbico en un pequeño departamento en Rumania, la cinta Sieranevada, del director Cristi Puiu, convierte un momento íntimo y doloroso de una familia en una tragicomedia reflexiva.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Casi en todo momento la cámara de Cristi está fija. Filma desde diversos puntos un pequeño departamento de una familia en Rumania. Así vemos a los miembros de la familia pasar, entrar o salir de la toma (como si la escena no terminará). Van del comedor a la cocina, de un cuarto a la sala, por ejemplo. La cinta es una obra íntima.

Ellos se reuniron para una tradición funeraria de dicho país. El padre ha muerto y la madre ha convocado a sus tres hijos, su hermana, sobrinos y amigos a comer. Pero tienen que esperar la llegada de un Sacerdote que va a bendecir la casa y un traje del difunto.

Pero el cura llega tarde y eso desatará conflictos familiares guardados, charlas políticas sin ningún acuerdo, conversaciones sobre conspiraciones, peleas ideológicas, verdades ocultas y lo diferente que puede llegar a ser cada miembro de una familia.

No obstante, gracias a esas tomas fijas y discusiones largas, se nota la complicidad y la confianza que sólo se puede tener entre miembros de la familia.

Asimismo, es un película coral, nos narra de forma lineal una característica de cada miembro, pero esos detalles la hacen un todo; y la narración se convierte en un sinfín de historias con momentos cotidianos, lúdicos, tristes y espontáneos. La dirección de actores de Cristi es asombrosa.

Sieranevada también tiene como gran mérito involucrar al espectador con los sentimientos de los personajes; ya que el eje de la reunión es una comida, pero esta no se lleva a cabo por la tardanza del cura, después por la llegada de una chica desconocida y por la visita de un familiar no invitado.

Así, la desesperación de cada uno la comparte el espectador y mucho es gracias a las tomas cerradas del pequeño departamento, como si estuviéramos ahí compartiendo ese ambiente claustrofóbico. A veces las reuniones familiares son muy largas, y no puedes irte temprano y el tiempo pasa lento muy lento.

No obstante, hay risas, recuerdos, abrazos y cariño. En una pequeña locación el director logró crear todo un universo familiar y mostrarnos la idiosincrasia de la sociedad rumana.

Sección oficial del Festival de Cannes, se estrena este jueves 17 de agosto. Es una película contemplativa, reflexiva, que dura casi tres horas (de nuevo parece que la escena no termina).

 

 

*Periodista y realizador. Director de Comunicación de CinEspacio24. Colaborador de Cio Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *