Seis cosas que nos encantó de “Once Upon a Time in Hollywood”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Once Upon a Time in Hollywood, la nueva película del director Quentin Tarantino, es una cinta que ha causado polémica. Los más fieles seguidores de Tarantino encuentran en este filme a un director más contemplativo, sus acérrimos detractores ven por fin a un realizador de calidad, el revisionismo de Quentin es para muchos un ejemplo de su misoginia.

Por Redacción CinEspacio24 Noticias 

Es por eso que quisimos hacer esta lista de los que más nos gustó de la novena cinta de Quentin Tarantino.

Su toque personal

Para Tarantino, como lo ha manifestado en varias entrevistas, esta es su película más personal, la ha comparado con el filme Roma del mexicano Alfonso Cuarón, ya que Quentin muestra el Hollywood de los años 60 que él recuerda, ese donde se empezaban a crear nuevos mitos e ideas y en el que un movimiento cultural de amor y paz se terminaba.

Su cinta cuenta la bella amistad entre dos hombres, Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), un actor de westerns que siente que su carrera ha llegado a su fin, y Cliff Booth (Brad Pitt) , el doble de acción de Dalton. Entre sus peripecias y la lucha de los dos por seguir trabajando, una historia en paralelo se está formando, la de la actriz Sharon Tate (Margot Robbie), esposa del director Roman Polanski.

 

La forma en que muestra a Sharon Tate

En el filme, Tarantino nos muestra dos personajes ficticios, Dalton y Cliff, basados en varios actores de la vida real de esa época; y aborda uno de los sucesos más escalofriantes en la historia de Hollywood: el 8 de agosto de 1969, Sharon Tate (quien tenía ocho meses de embarazo), junto con tres amigos de ella, fueron asesinados por tres miembros de la secta “La Familia” de Charles Manson.

A Sharon Tate siempre se le recuerda como la esposa de Polanski que fue asesinada por órdenes de Manson; pero en el filme de Tarantino nos presenta a una mujer que amaba a su esposo, su trabajo, a sus amigos, y que era dulce y amigable; es decir, como una especie de homenaje retrata a Sharon Tate llena de vitalidad.

 

La escalofriante escena en el Rancho Spahn

El rancho Spahn era un sitio en Los Ángeles, California, donde se filmaron westerns y programas de televisión. En dicho lugar vivió la secta de Charles Manson entre 1968 y 1969.

La mayor parte de la secta eran jóvenes mujeres quienes fueron manipuladas por Manson. El dueño del lugar, George Spahn, les “permitía” vivir ahí, gracias a que las chicas le realizaban favores sexuales.

En la cinta, Cliff va a ese lugar, le da un aventón a una joven que es parte de La Familia. Cliff, quien trabajó años atrás en un programa de televisión en ese rancho, pide, más bien exige, ver al dueño.

Mientras esto sucede van saliendo chicas de las casas, calladas y con una mirada perdida; Tarantino logró crear un ambiente sombrío, siniestro y aterrador, como si fuera una película de terror, y en realidad ese rancho bajó las órdenes de Manson fue un infierno.

 

El diseño de producción

Tarantino es un director que se ha caracterizado por ser obsesivo en sus tomas y en la dirección de arte. En Once Upon a Time in Hollywood, el diseño de producción y dirección de arte estuvo a cargo de Barbara Ling y Richard L. Johnson, quienes construyeron hasta el más mínimo detalle de la época, bajo la visión de Tarantino.

Varias de las calles de Los Ángeles y cines antiguos fueron reconstruidos para la cinta. Su trabajo raya en la perfección.

 

– La interpretación de DiCaprio

Le ha costado trabajo, pero DiCaprio lleva años demostrando que es uno de los mejores actores de su generación; y en esta cinta lo comprueba. Da vida a un personaje que siente que su tiempo como actor ya pasó y que su carrera está por terminar.

Destaca la escena cuando está en su tráiler y se regaña a sí mismo por olvidar sus diálogos; según Tarantino esa actuación fue una improvisación de Leonardo.

 

– La pureza de la cinta

Como en todas las películas de Tarantino las referencias cinematográficas no pueden fallar y más en esta película que sirve como un homenaje a esa época donde Hollywood cambió.

Asimismo, destaca un Tarantino más maduro con escenas más contemplativas, con un lenguaje cinematográfico más purista. En tiempos donde la pantalla verde y los efectos especiales dominan el cine, Quentin realiza su película sin tantos efectos, recrea los lugares de la época y sus movimientos de cámara hacen lo demás.

 

 

 

¿Qué otro punto agregarías a esta cinta?


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *