Info sobre cine

Seis cosas buenas y malas de la película Assassin’s Creed

maxresdefault
La industria de los videojuegos muchas veces supera a la del cine, tanto en usuarios, como en la calidad de sus historias, y el dinero que generan. Pocas veces hemos visto películas de videojuegos que sean bien recibidas por la crítica. La última tal vez fue Warcraft, y eso apenas, pues la recepción fue más bien tibia.

Ahora con el estreno de la película de Assassin’s Creed, podemos comentar algunas cosas para ponerla de perfil, como un gran ejemplo del estado actual de las películas inspiradas en videojuegos, algo así como el zeitgeist de este tema:

  1. Toma riesgos. Tanto el director, Justin Kurzel, como el productor asociado y protagonista, Michael Fassbender, presentaron su visión de la historia, desapegada al eje central que vimos en los videojuegos, pero tomando elementos familiares, con la idea: “a los espectadores les gusta que se les sorprenda”.

Y tiene razón: en The Walking Dead pasó cuando nos dio sorpresas la serie (aunque ahora sea más una telenovela de zombies). Para los fanáticos de la serie que esperaban una adaptación fiel esto será una decepción, pero hay que respetar el esfuerzo por presentar historias nuevas, aunque deriven del mismo tronco argumental.

  1. Tiene un buen elenco. Está mal aprovechado, pero es un buen elenco: Michael Fassbender, Marion Cotillard, Jeremy Irons… Sirve como una referencia para las futuras películas, en una tendencia donde el protagonista también es co productor (como Brad Pitt en World War Zombie).

resdefaultTanto Kurzel como Fassbender y Cotillard trabajaron en algo más “serio” anteriormente: Macbeth, lo que se puede apreciar en la química entre los actores. Funcionan como aliados, pero se disfrutará más al verlos como enemigos.

  1. Pierden pero ganan. La expectativa de una película basada en una franquicia millonaria de videojuegos es muy alta, y el hype causado por la inversión (125 millones de dólares), el gran elenco, así como los continuos atrasos de su fecha de exhibición generaron alboroto (acá en México se había programado para diciembre y terminó exhibiéndose en enero).

La película recibió grandes críticas negativas, muy pocas positivas y se sitúa en un sentimiento general de decepción, aunque no total, por algunas partes rescatables, sobre todo en el último tercio de la película. En taquilla global ya superó los 140 millones de dólares, que para una inversión de este tamaño es salir tablas; no ganas nada con 15 millones de dólares de ganancias para repartir entre todos los asociados.

Sin embargo, con resultados así no se puede sepultar a la franquicia, que ya tiene contempladas dos películas más, y según Kurzel la siguiente la está pensando ambientar durante el periodo de la Guerra Fría. Queda todavía el beneficio de la duda para la siguiente.

Ahora bien, para quienes están sumergidos por completo en el contexto de Assassin’s Creed, sin duda estarán decepcionados por la película, donde vamos a enumerar algunos de los graves problemas que se deben corregir para llegar a un mejor resultado:

  1. La dirección. Esta película no se desarrolla lo suficiente porque la historia es de por sí complicada, y la historia se complica innecesariamente a lo largo del filme. Hay un momento donde el protagonista dice: What the fuck it’s going on? Y tal parece que la mayoría de los espectadores (sobre todo quien no ha jugado) piensan lo mismo.
  1. Hacerla obscura. Una de las características de la franquicia Assasin’s Creed es la dicotomía entre la libertad y el control, la luz y la oscuridad. Esta película es demasiado oscura, pesada, y no tiene esos grandes momentos de luz de mediodía que contrastan en la saga.
  1. Personajes históricos. Algo maravilloso del gameplay de esta historia es que interactúas con muchos personajes históricos según sea el espacio donde se desarrolle la historia. En la película apenas y se incluye este elemento, por lo que sería grato tenerlo más en cuenta en las futuras adaptaciones.

En la saga en Italia interactúas con Leonardo Da Vinci, Nicolás Maquiavelo, Lorenzo de Médici… En Estados Unidos con George Washington, Benjamin Franklin, Thomas Jefferson. Faltaron más personajes así.

Obviamente no fue lo que esperábamos, pero sin lugar a dudas puede ser un inicio mejorable para una saga en la que se han gastado millones de horas/hombre para desentreñar una historia que poco a poco se abre paso hasta la creación del hombre.

Si quieres saber más, pues empieza a jugar de una vez.

¿Tú qué opinas? Deja tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *