“Rebecca”, nueva adaptación sin su ser espectral – CinEspacio24

“Rebecca”, nueva adaptación sin su ser espectral

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La nueva adaptación de Rebecca, dirigida por Ben Wheatley y protagonizada por Lily James, Armie Hammer y Kristin Scott Thomas, tiene una gran sombra encima, la excelsa versión de 1940 de Alfred Hitchcock

 

Lily James y Armie Hammer

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Sobre la reciente película Rebecca, producción de Netflix y dirigida por Ben Wheatley, es difícil hacer un análisis sin caer en la comparación con la primera adaptación que se hizo de esta historia, la de 1940 realizada por uno de los grandes maestros del cine, Alfred Hitchcock.

Basada en la novela homónima de Daphne Du Maurier, escrita en 1938, una obra de suspenso, romance y con tintes góticos, la versión cinematográfica de 1940 significa muchas cosas: es la primera cinta que Alfred filmó en Estados Unidos, un trabajo que a pesar de las restricciones que tuvo por parte el productor David O. Selznick, Hitchcock supo arreglárselas para ponerle su sello particular y mostrar el gran talento que tenía para crear suspenso.

La película de Alfred fue protagonizada por Laurence Oliver, Joan Fontaine y Judith Anderson, quien interpreta a la Señor Danvers, un personaje tétrico, sombrío, cruel y misterioso; agreguémosle que logra mostrar una presencia casi fantasmal de la figura de Rebecca. Son muchas la virtudes de la cinta de Alfred.

Esta nueva versión, ahora protagonizada por Lily James, Armie Hammer y Kristin Scott Thomas (en el icónico papel de la Señora Danvers), queda lejos de emular lo que hizo Hitchcock, quizá porque el director Ben Wheatley tenía como objetivo alejarse todo lo posible de la obra del maestro del suspenso.

Kristin Scott y Lily James

Sin embargo, eso ocasionó que una historia que se caracteriza por sus ambientes góticos y sus presencias fantasmales no estén representados en esta adaptación.

Rebecca es un filme que narra la vida lúgubre y solitaria de Maxim Winter (Hammer), un hombre millonario que se la pasa viajando para olvidar su pasado y a su difunta esposa Rebecca Winter.

 En Montecarlo conoce a una humilde muchacha (Lily James), de clase baja y que trabajaba como acompañante de la señora Van Hopper, una persona de clase alta.

Maxim se enamora de esa joven e inocente mujer y decide casarse con ella. El filme nunca menciona el nombre de dicha mujer, pero después de la boda se le conocerá como la señora de Winter, un recurso clave para entender el mensaje de la narración.

La primera hora del largometraje es una historia de romance, sobre una joven humilde que consigue a su príncipe encantado; sin embargo, cuando llegan a la casa de este, la famosa mansión de Manderley, la nueva señora de Winter se encuentra con un lugar donde la mayoría añora y habla maravillas de le ex señora de Winter, Rebecca, quien murió en un accidente.

La ama de llave de la mansión de Manderley, la señor Danvers, es una mujer que no acepta a la nueva esposa, ya que vive obsesiona por el recuerdo de Rebecca, por la motivo le hará la vida imposible a la nueva ama de la casa.

Si algo tenía la versión de Hitchcock es que desde el principio la presencia de Rebecca se sentía en la película, ahora sólo son banales comentarios, no hay alusiones por medio de la cámara, el director no logra recrear ese ser fantasmal que casi vuelve loca a nuestra protagonista.

Destaca el diseño de producción y las actuaciones de Lily y Hammer, pero Kristin Scott, que tenía en sus manos una de los villanas más complejas de la literatura y el cine, se queda en un plano lineal y absurdo al interpretar a la Señora Danvers.

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Rebecca”, nueva adaptación sin su ser espectral»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*