Info sobre cine

Punto de Quiebre o rápido y furioso “el regreso”

Point_Break_punto_de_quiebre

 

Por Gabriel Cañedo Riedel

(Alumno del Taller de Crítica Cinematográfica)

 

La película Punto de Quiebre es perfecta para toda persona que ha estado trabajando arduamente toda la semana y sólo quiere relajarse  el fin de semana. ¿Cómo es esto?, bueno, muy sencillo: por el módico precio de 75 pesos usted puede entrar a una sala de cine en la que va a estar completamente solo y podrá gozar de una trama en la que, le aseguro, se quedará dormido antes de los primeros diez minutos. ¡Así es! Este filme dirigido por el no tan afamado director Ericson Core funciona mejor que las pastillas de 5 gramos de melatonina que le compró al Dr. Simi.

Si por alguna razón usted tiene que ver la película completa porque alguno de sus familiares sale en ella (ya que a estos actores sólo los conocen en sus casas), o porque sufre usted de insomnio, o tiene que escribir una crítica para algún medio, o simplemente porque a usted le gustó (si su caso es el último, le recomiendo un chequeo médico), esto es lo que le espera:

Utah (Luke Bracey) es un chico rebelde que no obedece las reglas, le encantan los deportes extremos y subir vídeos de él haciendo cosas extremas a YouTube. Pero un acontecimiento traumático lo hace enderezar su vida y volverse un agente del FBI. Lo cual, como historia, no se siente nada forzada, *guiño* *guiño*.

El primer trabajo de Utah es atrapar a una banda de justicieros-sociales-ecológicos-deportistas-extremos-rebeldes-que-no-obedecen-las-reglas-y-que-roban-a-los-ricos-para-darle-a-los-pobres-cada-vez-que-la-oportunidad-se-presenta. Y debe hacerlo antes de que esta banda de “jsederqnolryqralrpdalpcvqlosp” (por sus siglas) completen “Las Ocho Pruebas de Ozaki”, pues de completarlas sería imposible volverlos a localizar.

Para lograr atraparlos, primero tendrá que ganarse su confianza, haciendo él mismo parte de las Pruebas de Ozaki, que involucran una serie de desafíos en lugares extremos. Aquí es donde la película luce un poco, los escenarios en donde se realizan las pruebas son sinceramente  espectaculares y van desde grandes montañas cubiertas de nieve, hasta bahías paradisiacas. Por otra parte el trabajo musical, aunque a veces parece sacado de una película de terror, es bueno a secas, ya que logra exaltar los sentimientos de aventura y adrenalina durante la ejecución de cada una de las pruebas, pero a veces suena exagerada y fuera de contexto.

En su travesía, Utah contara con la ayuda de dos agentes del FBI: el “Instructor” Hall (Delroy Lindo), quien es un pobre sustituto del por sí ya pobre Samuel L. Jackson (ya saben, ese personaje duro y malhumorado que le dan a la minoría étnica en turno). Y del contacto en Europa del FBI Pappas (Ray Winstone), quien también es duro y malhumorado, como el Instructor Hall.

En conclusión, esta película me recuerda a “Rápido y Furioso” pero sin carros (cualquiera de las 50 películas que existen de Rápido y Furioso). Tiene todos los elementos: Personajes rudos, situaciones extremas y peligrosas, una pobre trama, es perfecta para adolescentes con mal gusto, y cada treinta segundos la pantalla es totalmente abarcada por algún par de senos o unas nalgas.

Esta película me enseñó qué:

Esta película me enseñó que robar está bien mientras sea a los ricos, que hacer deportes extremos me llevará a un nirvana de claridad espiritual, que los ecologistas también pueden ser chicos rudos y que no tengo que pagar una tarifa de motel para echarme una siesta de dos horas, lo único que necesito es una mala película y un par de tapones para los oídos.

El dato cultural:

Hasta las películas más malas  pueden llegar a aportar al acervo cultural de la humanidad. Por desgracia para Ericson Core, su película no es el caso, sino que es el caso de la película de la que Punto de Quiebre es un refrito: el filme de 1991 con casi el mismo nombre, Punto de Quiebra (así es, lo único bueno que Ericson Core logró hacer con el refrito fue ponerle un nombre menos ridículo*).

Gracias a la película Punto de Quiebra (1991), es que tenemos el término bromance (del griego βροτηερ “hermano”, y del francés roman “romance”). Un bromance es una relación amorosa, no sexual, entre dos amigos varones. El bromance en Punto de Quiebra se da entre Utah y el jefe de la banda de “jsederqnolryqralrpdalpcvqlosp”, Bodhi. Por desgracias este romance no logra resistir la prueba del tiempo y cuando estos dos personajes regresan a la pantalla grande en 2015 parece que hay tanta química entre ellos como la hay entre el agua y el aceite: nada.

 

¡Hasta la próxima película!

 

(*) Es broma, esto ni siquiera se le puede atribuir a Ericson Core, todo mundo sabe que los títulos en español los pone un pobre diablo que trabaja 12 horas seguidas (sin break para comer) para alguna mega compañía de cine. Tal vez el cansancio hace que las traducciones de los títulos sean tan malas. ¿Han notado como siempre nos arruinan la trama? Por ejemplo, la película de terror Rosemary’s Baby fue traducida como “La semilla del Diablo” ¡Por el amor de Dios! ¡Antes de siquiera ver la película ya sé que a la pobre chica la embarazó el diablo! Deberían de poner un spoiler warning antes de cada título en castellano.

 

1 Comment

  1. Lalo

    Solo quiero decir que esta película es un refrito de los años 80 (no recuerdo exactamente) en donde keanu revés es el protagonista, pero en esta ocasión eran surfistas
    Se parece a la franquicia de rápido y furioso porque efectivamente se inspiraron en la película original de punto de quiebra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *