“Por un hijo”, la horrible violencia familiar – CinEspacio24

“Por un hijo”, la horrible violencia familiar

Comparte el amor por el cine

Jusqu’à la garde (Por un hijo), primer largometraje de Xavier Legrand, es una cinta francesa que “atrapa” al espectador con un suspenso bien hecho, para mostrarnos una penosa realidad: la violencia familiar.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Una jueza lee las declaraciones que hizo el hijo de una pareja que se está divorciando. En ellas, el niño (de diez años) explica que es feliz viviendo con su madre, su hermana y sus abuelos, pero cuando el “otro” (refiriéndose a su padre) los visita o busca a su mamá tiene miedo y no le gusta. Inclusive detalla que cuando el “otro” marca por teléfono nunca contesta.

Dicha lectura, la hizo frente a los padres y los abogados de cada uno. La madre, Miriam (Lea Drucker) pide la custodia completa de su hijo Julien (Thomas Gioria), sobre su hija no es necesario porque ya tiene 18 años. El padre, Antonie (Denis Menochet) exige custodia compartida, que se le permita ver a su hijo y da un discurso un poco conmovedor sobre el amor que le tiene a sus hijos. Por su parte, Miriam explica que tanto ella como sus hijos han sufrido violencia de Antonie. La jueza toma una decisión: él tendrá derecho de ver a su hijo los fines de semana.

Así inicia la película Jusqu’à la garde (Por un hijo), una cinta francesa sobria, sincera, sin manipulación, que aborda un tema que, desafortunadamente, ya es un pandemia: la violencia familiar, el maltrato a la mujer y lo hace de una forma cruda, sin censura y utilizando el lenguaje cinematográfico adecuado para contar la historia.

Primer largometraje del director francés Xavier Legrand, con el que ganó el León de Plata a Mejor Director en el Festival de Venecia en 2017. Un director que llega con obra bien estructurada, personajes complejos, un guion estable y utiliza el suspenso con gran maestría; mejor carta de presentación, casi imposible.

Y es que la película poco a poco nos va incluyendo a lo que quería el director: mostrar la manipulación de un hombre (el padre) que está enfermo, que vive obsesionado por su ex pareja, que es violento, que consigue lo que quiere. Que supo cómo manipular a un juez, a su hijo (quien intenta en sus limitadas posibilidades proteger a su madre) y  a Miriam.

Pero la película no es condescendiente con el personaje de Antonie, trata de mostrarlo tal como es: un ser violento que necesita ayuda. De esa forma, Legrand nos presenta un relato completo sobre los problemas familiares, el divorcio y, sobre todo, la violencia familiar que si no es detenida a tiempo puede traer consecuencias devastadoras.

El director, usa una ambientación que “raya” en lo sombrío, escenas que atrapan al espectador en ese mundo espantoso, en el que viven muchas familias. Hace una sutil crítica a las decisiones gubernamentales. Va de lo simple a lo complejo con una facilidad que logra engancharnos en la anécdota. “Pone en la mesa” un tema que no podemos ni debemos dejar de hablar, estudiar, entender y buscar solucionarlo. La violencia familiar parece que cada vez crece más, como un “virus incontrolable” .

A esa reflexión nos lleva la cinta Jusqu’à la garde (Por un hijo) un thriller que “atrapa” al espectador y no le permite voltear a otra parte. Necesario que la vean y la discutamos.

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y Oculus Todo el Cine.

Be the first to comment on "“Por un hijo”, la horrible violencia familiar"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*