•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Después de irse de su pueblo para buscar fortuna en Hollywood, el Chato deberá regresar  al lugar donde nació, ya que por órdenes de un cártel tendrá que recuperar un cargamento de cocaína que cayó en su pueblo. Él convencerá a sus exvecinos para que le ayuden.

 

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

El crimen organizado es un tema que ha tomado especial relevancia en los últimos años dentro de los proyectos audiovisuales. Con series y películas que constantemente idealizan este mundo e incluso llegan a venerarlo, pocas veces se crea algo de lo que realmente valga la pena hablar, como el caso de la cinta Polvo.

En la película Polvo seguimos la historia de Chato (José María Yazpik), un hombre que se fue de su pueblo, San Ignacio, con el sueño de dedicar su vida al cine. Sin embargo, las cosas no salieron como él esperaba y por azares del destino terminó involucrado en el negocio de las drogas.

Después de mucho tiempo, tiene que regresar a San Ignacio, ya que una avioneta llena de paquetes de cocaína se estrelló cerca de dicho lugar, por lo que el cargamento se encuentra disperso por todo el pueblo, mismos que Chato deberá recolectar antes de que su patrón lo haga y acabe con todos en su camino.

Para lograr su misión, solicitará la ayuda de los habitantes del pueblo con la excusa de que cada paquete contiene un polvo farmacéutico que cura la cirrosis, y ofrece una recompensa de 100 dólares por cada paquete que encuentren.

Polvo es la ópera prima del actor José María Yazpik, quién nos entrega una cinta que da inicio a lo que parece una prometedora carrera como cineasta.

La película es engañosa. La trama e incluso el tráiler dan la apariencia de ser parte de una película mediocre y repetitiva que pretende explotar aún más los clichés del narco, que ahora parece ser un subgénero; pero es todo lo contrario.

Yazpik maneja los tiempos de una manera maravillosa. Comienza con un inicio lento, con el cual se toma su tiempo y gracias a los encuadres correctos consigue que el pueblo tome vida; además de ir resaltando con la cámara a los personajes que contarán con un papel relevante, consigue una presentación original de ellos.

El guion es cómo el despegue de una nave espacial. Prepara todo para evitar un despegue fallido, se toma su tiempo y mide todos los problemas posibles, tras todo esto su despegue es todo un éxito, aunque turbulento es agradable, lo cual nos genera emoción, para finalmente terminar en el espacio de manera exitosa. Así la película asciende constantemente  para finalmente culminar en su punto más alto.

Polvo es una de esas cintas que pocas veces se hacen en México. Un largometraje que da una perspectiva diferente al tema del crimen organizado.

*Colaborador CinEspacio24 Noticias

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply