•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La película Pacífico “coquetea” entre el documental y la ficción, cuenta la historia (sin ningún conflicto) de tres personajes, que no son actores profesionales, unidos por la construcción  de una casa en las playas de Puerto Escondido, Oaxaca. Así conocemos a Coral, una niña de siete años, a su padrino Diego, obrero y músico; y a Oriente, un carpintero, que le gusta reflexionar y decir que es poeta.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Ópera prima de Fernanda Romandía, quizá la película sea un poco complicada de ver y entender porque no hay un conflicto; la cinta intenta  reflejar la vida cotidiana de esos tres personajes de clase baja. Según las palabras de la directora, quiso filmar la felicidad de tres vidas que por sus condiciones económicas sería común pensar que viven lúgubremente.

En ese sentido, este filme que “danza” entre un documental y la ficción logra su cometido, ya que nos muestra una niña contenta de ver a su tío trabajar y de pasar su tiempo libre junto a la playa; a Diego que a pesar de sus largas y cansadas jornadas laborales construyendo la casa, tiene a su novia  y a su grupo musical; y a Oriente que sueña con regresar a su natal Michoacán y que es feliz reflexionando y escribiendo frases sobre  la vida.

Con una bella fotografía, nos muestra la cotidianidad de la clase obrera: la señora que les prepara la comida, los tiempos libres de los trabajadores, sus peligrosas y pesadas labores, su peculiar lenguaje, etcétera.

Sin embargo, el largometraje no tiene un eje que seguir, sólo muestra; nos enseña ese mundo pero no da motivos. No busca, fuera de ejemplificar una efímera felicidad, contar un tema en específico, ni darle conflictos a sus personajes; por eso es difícil de ver, de soportar, ya que le exige más atención y reflexión al espectador: aquí nuestro papel es darle más vida a los personajes a través de nuestra propia experiencia.

Sin una trama que seguir, o un tema que nos intenten explicar, Pacífico es un ejercicio complicado de mirar. Es sólo la cámara siguiendo a sus tres  personajes, viendo sus pasos, oyendo sus voces; como si fuera una película casera con una bella fotografía.

La reflexión de lo cotidiano, los momentos felices ante la precariedad económica y las bellas playas de Oaxaca verán en esta arriesgada y peculiar cinta.

 

 

*Periodista y realizador. Director de Comunicación y Editor CinEspacio24. Colaborador de Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Ivan Quecha

About Ivan Quecha

Leave a Reply