Info sobre cine

“Obsesión”, predecible

“Obsesión”, predecible

Con una trama nunca antes vista (tono irónico), llega la película Obsesión (Broken Vows) del director Bram Coppens, sobre un hombre que pasa la noche con una mujer comprometida y se obsesiona con ella, hasta el punto de llegar hacer cosas ilegales (creó que he visto este argumento en alguna otra parte).

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Tara (interpretada por Jamie Alexander) festeja, con sus amigas, su despedida de soltera en un bar en Nueva Orleans. Lugar donde conoce a Patrick (Wes Bentley), el bartman. Después de unos tragos los dos tienen un encuentro casual.

A la mañana siguiente Tara despierta en el departamento de Patrick, siente remordimiento y sale huyendo, a pesar de que él le ruega (de una manera un tanto violenta) que se quede.

Cuando Tara regresa a su vida normal y a unos días de casarse, Patrick aparece y le declara su amor, ella lo rechaza, y él no acepta eso por lo que realizará cosas para que la boda no se lleve a cabo.

La obsesión hacia un hombre o una mujer puede ser un tema que bien tratado da lugar para un filme atractivo. Pero este argumento ha sido tan manoseado que la obsesión la definen como una locura banal de un personaje, sin abordar en las motivaciones y eso hace que los personajes sean vacíos y sin una estructura sólida. Eso provoca actuaciones para el olvido.

Además, es tan predecible  y llena de lugares comunes que no existe suspenso, bueno se supone que lo hay, pero creo que desde la primera secuencia vaticinas lo que va a pasar.

Por otra parte la película puede ser engañosa, ella comete una infidelidad y lo paga de una manera horrenda. En la cinta nos explican que el novio de Tara también ha sido infiel y sólo con un perdón se solucionaron las cosas. Sé que estoy sobre interpretando pero parece que la mujer sigue siendo la mala a la hora de una infidelidad.

Con secuencias absurdas e irrisorias para una thriller, es una película obvia y sin mucho que aportar. Se estrena este jueves 17 de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *