Info sobre cine

“Narcos 3”, es el turno del Cartel de Cali

“Narcos 3”, es el turno del Cartel de Cali

La temporada 3 de la serie Narcos tiene un gran riesgo, no contar con la figura casi mítica de Pablo Escobar; aún así realizan una agradable temporada, más lenta, pausada y con la corrupción como piedra narrativa.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Las dos primeras temporadas de Narcos, serie original de Netflix, tuvieron como eje principal la historia de Pablo Escobar, uno de los narcotraficantes con más mitos a su alrededor.  Es por eso que el programa fue un éxito, ya que contó una historia de violencia, corrupción y delincuencia basada en hechos reales.

Obviamente la producción, como toda ficción, inventó cosas para una narrativa más atrayente; sin embargo, la esencia de lo que pasó con ese famoso capo de la droga sí se encuentra en la serie. El mito de Escobar da para crear un mundo de diversas ficciones, por eso se han hecho varias películas, series y documentales acerca de él.

Otro de los aciertos de la serie es la gran producción que tiene y la combinación que hace con escenas reales. Es un programa bien hecho, con buenas actuaciones y una ambientación correcta.

Tal vez, lo que se le puede criticar es la forma en cómo destacan a los grandes héroes de la DEA de Estados Unidos, los dos agentes Peña y Murphy que ayudan a atrapar a Escobar (al fin y al cabo es un serie estadounidense).

La segunda temporada finaliza con la muerte de Pablo (esto no me digan que es un spóiler); pero el programa no termina ahí, y ahora que está de moda realizar series (o telenovelas) sobre narcotraficantes (espero que no se convierta en un tipo de género), continúa.

El viernes 1 de septiembre Netflix estrenó la tercera temporada. Narra lo que sucedió en Colombia después de la muerte de Pablo, y cómo sus más acérrimos rivales, el Cartel de Cali, comandados por Gilberto Rodríguez Orejuela (Damián Alcázar), Miguel Rodríguez (Francisco Denis), Pacho Herrera (monumental actuación de Alberto Ammann) y Chepe Santacruz (Pepe Rapazote), se apoderan del mercado de la droga y crecen de una manera monumental.

Ellos actúan diferente a Escobar, son menos violentos, arreglan todo con dinero y tienen un perfil bajo. Para atraparlos, de nuevo regresa a Colombia el agente Peña (Pedro Pascal), esto es un invento de la producción, ya que en la realidad dicho policía después de la muerte de Pablo no se involucra en la captura del Cartel de Cali, pero por cuestiones narrativas y para continuar con el camino del  héroe, vuelve.

Ahora la serie es narrada  por el agente Peña, quien explica que en esta ocasión será más difícil atraparlos, ya que su modus operandi es más discreto, y peleará con un monstruo invisible pero letal: la corrupción.

Si bien esta tercera temporada no tiene el alcance narrativo de las dos anteriores, simplemente por ya no contar con la figura de Escobar, crean buenos personajes y capítulos con el suficiente suspenso para volver a engancharnos con la historia del narcotráfico en Colombia.

Narcos 3 no le alcanza para crear secuencias impactantes como sus temporadas pasadas. Aún así es buena, es como si hicieran un pequeña pausa para mandar la narración a otro lugar donde los mitos están que arden y los narcos están listos para contar su historia, ya que lo que sigue, según deja ver la serie, son los capos de México.

 

*Periodista y realizador. Director de Comunicación y Editor CinEspacio24. Colaborador en Cio Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *