“Mano de obra”, una película de desigualdades y naturaleza humana – CinEspacio24

“Mano de obra”, una película de desigualdades y naturaleza humana

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ganadora de dos premios Ariel, Mejor Actor (Luis Alberti)  y Ópera Prima (David Zonana), Mano de obra es un retrato sobre las injusticias laborales que viven los albañiles en México, y además es  un drama sobre la ambivalencia humana. 

Luis Alberti

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

La cinta Mano de obra aborda las injusticias laborales en las que viven los albañiles en México, pero también es un ejercicio sobre la naturaleza humana y el poder.

Dirigida y escrita por David Zonana, el largometraje (que se estrenó en 2019 y fue bien recibida en el Festival de San Sebastián) ganó dos premios Ariel: Ópera prima y Mejor Actor para Luis Alberti, quien realiza una trabajo que pasa por varios matices, mostrando la ambivalencia humana y lo grisáceo del comportamiento de los hombres.

Francisco (Luis Alberti) es parte de un grupo de albañiles que construyen una casa de lujo en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad; después de un accidente donde muere su hermano, quien también era parte de los trabajadores de dicha obra, busca que la persona que los contrató indemnice a su cuñada, quien además está embarazada.

Sin embargo, la negativa del dueño del lugar, con la complicidad de la autoridades que aseguraron que la persona que murió en la construcción estaba borracho, en conjunto con los malos tratos que reciben los albañiles y el retraso de pagos, provoca que Francisco tome la justicia por mano propia y convence a sus colegas que se apropien de la casa donde trabajan y vivan en ella.

Aquí comienza una historia, con referencias al cine de Buñuel, donde las familias de los trabajadores (esposas, hijos, abuelos) vivirán en el lugar y compartirán esa casa de lujo que construían.

A partir de un guion bien estructurado que no muestra héroes ni villanos, el filme comienza como una denuncia a los contrastes sociales, a las desigualdades, a la poca protección y seguridad que tienen los albañiles; no obstante, no es condescendiente, ni dramatiza banalmente la tragedia que le sucede a Francisco ni los acontecimientos que le siguen, y sobre todos no romantiza la pobreza.

Para ello, el director utiliza una cámara distante, un tanto fría, que por medio de tomas estáticas y con poco movimientos nos muestra un micro universo donde los trabajadores se encuentran aislados, como encapsulados en un mundo que los rechaza, y que a pesar de realizar una labor de alto riesgo no reciben seguridad laboral.

Asimismo, la premisa se refuerza por un diseño de producción escueto pero preciso, el cual nos involucra con las injusticias que sufren los obreros, para después llevarnos a un tipo de levantamiento para exigir justicia.

Por otra parte, las consecuencias de los actos al tomar ilegalmente la casa conlleva a otra reflexión, una que analiza el comportamiento de los humanos, que ante un poco de poder sus acciones cambian radicalmente. Es ahí donde la cinta es un análisis de la bondad y la maldad que llega a radicar en el mismo sitio, y las circunstancias son las que cambian los comportamientos.

El filme, que es producido por Michel Franco (quien este 2020 obtuvo el León de Plata en el Festival Internacional de Cine de Venecia  por su película Nuevo Orden), combina la actuación profesional de Luis Alberti con actores no profesionales que se dedican a la construcción de casas, esta amalgama resalta la naturalidad de la cinta y logra una obra más honesta

Mano de obra, que se estrena este 1 de octubre,  es una buena propuesta del cine mexicano, que nace de las injusticias laborales para mostrarnos la ambivalencia del ser humano.

 

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Mano de obra”, una película de desigualdades y naturaleza humana»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*