Info sobre cine

“¡madre!”, arriesgada película de Aronofsky

“¡madre!”, arriesgada película de Aronofsky

Arriesgada, con un sin fin de referencias bíblicas, metáforas, estéticamente hermosa y perturbadora; habla sobre la naturaleza, la convivencia del ser humano, el fanatismo religioso, entre otras cosas. La nueva película de Darren Aronofsky, ¡madre! (mother!), es una cinta con un argumento novedoso, pero con todo el estilo de dicho director, que abrirá el debate sobre varios temas.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Madre arregla una casa que se incendió, ubicada en medio del bosque. Ella vive con su esposo, un poeta que lleva tiempo sin poder escribir. En la mente de Madre no sólo está reparar y construir una casa, sino como ella menciona “quiero que esto sea una paraíso”.

Él, el poeta, es narcisista, incluso algo opresivo hacia Madre. Sufre porque no puede escribir, ya que no encuentra inspiración. Pero cuando un hombre y su esposa llegan misteriosamente todo cambia. Él, los invita a quedarse, les da alojamiento, disfruta su compañía.

Madre, al principio algo tímida y confundida no entiende qué hacen ellos ahí y por qué no se van. Los huéspedes resultan ser fanáticos del poeta, esto aviva una llama dentro del escritor y su ego crece y los acoge con más cordialidad.

De repente, llegan los hijos de la pareja misteriosa, comienzan a pelear por el testamento que les va a dejar su padre, el hijo mayor mata al menor (Caín y Abel). Todo frente a los ojos de Madre que sigue sin hablar y confundida.

El funeral se lleva a cabo en la casa, única locación de la cinta, llegan más invitados, quienes abusan de la hospitalidad de Madre, rompen cosas o incluso las reparan. Ella, la madre, en un acto de desesperación por fin grita y logra que todo mundo se vaya.

Ella se embaraza, Él consigue su inspiración. Escribe algo hermoso, sublime y miles de fanáticos llegan a la casa para adorar sus palabras.

Esta nueva película de Darren tiene un argumento novedoso, quizá a algunos no les guste por el ritmo y el caos que se muestra en la cinta, pero ese es el caos al que quiere referirse el director.

Una metáfora a la condición humana, a la adoración hacia una persona, a la destrucción del planeta (que en este caso es una casa creada por la madre naturaleza). Es por eso que la película es ambientalista; una sutil crítica de lo que estamos haciendo con el planeta y la convivencia entre los seres humanos.

Adoramos a Él, al que escribe palabras hermosas y esperanzadoras, y los amamos hasta llegar a puntos sin sentido que provocan muerte, destrucción y guerra.

Esto lo vemos en la cinta desde la mirada de Madre (interpretada maravillosamente por Jennifer Lawrence), casi todas las tomas son desde la perspectiva de ella, una mujer enamorada y totalmente entregada a su esposo (una actuación increíble de Javier Bardem), un hombre que sólo vive para ser adorado y la Madre da todo por él.

El filme tiene esos detalles que Darren nos tiene acostumbrados, sonidos potentes y estridentes, acercamientos a las caras de sus protagonistas, imágenes perturbadoras. Es un largometraje que combina varios géneros como el terror y el thriller. Tiene escenas, como en todas la películas de Aronofsky, que se quedarán en la memoria colectiva.

Por su parte, el trabajo de Ed Harris y Michelle Pfeiffer (que hacen el papel de los huéspedes incomodos, o podemos decir metafóricamente de Adán y Eva), están a la par de los protagonistas.

Se notan las ambiciosas intenciones del director, sin embargo, hay efectos especiales que dejan mucho que desear o incluso tomas que confundirán al espectador, por eso estoy casi seguro que no será una película taquillera o bien recibida; por tal motivo, es arriesgada.

Es un trabajo atrevido, simbólico y metafórico. De unos de los realizadores estadounidenses más osados que hay en Hollywood. La última palabra, obviamente y como debe ser, la tiene el espectador.

 

*Periodista y realizador. Director de Comunicación y Editor CinESpacio24

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *