Locura preadolescente: “Todas las pecas del mundo”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Yibran Asuad, experimentado editor con un currículo que incluye películas festivaleras como Güeros (2014) o El lenguaje de los machetes (2011), presenta su segundo filme como director con la comedia juvenil Todas las pecas del mundo, la cual también edita y coproduce.

Por Isaac Piña Galindo*

@IsaacPi15a 

La película relata las desventuras de José Miguel (Hanssel Casillas), un niño recién llegado a la secundaria que se enamora perdidamente de la más popular y bonita del último grado, Cristina Palazuelos (Loreto Peralta), la novia del misterioso y también popular Kenji (Luis de La Rosa).

Escribir una película sobre la inocencia y calentura púber podría lucir como una tarea sencilla porque prácticamente todos nos identificamos con esas vergonzosas pero divertidas épocas de secundaria y preparatoria, donde hasta los “raros” gozan de anécdotas legendarias, como en el clásico ochentero Revenge Of The Nerds (1984).

A pesar de tratarse de una tarea en apariencia sencilla, existen aún trampas con las que el guión puede tropezar, como por ejemplo depender de personajes estereotípicos, chistes subidos de tono sin razón alguna o que la historia quede nulificada en favor de una sucesión de torpes sketches.

Afortunadamente, los escritores Gibrán Portela y Javier Peñalosa dibujan un enternecedor cuento de angustia preadolescente donde la comedia nace como consecuencia de actitudes infantiles típicas de la transición de niño a joven, en las que no faltan la confusión, los caprichos, las fantasías y los códigos de honor absurdos.

El mayor acierto del director y los escritores radica en la decisión de dejarse llevar por la perspectiva ilusa pero rebelde de José Miguel, cuyo punto de vista ayuda a comprender el ritmo veloz (casi atropellado) de la película, así como otras decisiones de estilo que permiten adentrarnos en la manera de pensar del protagonista.

Asimismo, la dirección actoral de Asuad realza el gran trabajo de casting de Marco Aguilar y Fernando Velasco, quienes reúnen un elenco secundario ideal para cada personaje. Destacan Alejandro Flores como Malo, un cabeza dura con un timing cómico asombroso, y Andrea Sutton dando vida a Liliana , una chica cuasi dark que parece salida de The Craft (1996) , con un interesante dilema de amistad, amor y celos.

Aunque la película por momentos tropieza con problemas de tono y montaje, al final Todas las pecas del mundo logra capturar a su audiencia porque Asuad y compañía crean un entretenido y afectuoso retrato de la locura solipsista del adolescente primerizo, de las metas imposibles, los cambios de humor y la agitada forma de enfrentar un mundo nuevo.

*Cineasta y Colaborador en CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *