Las seis mamás más malas del cine (y por qué lo son) – CinEspacio24

Las seis mamás más malas del cine (y por qué lo son)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tener madre es una bendición: nadie más aguanta tus tonterías que ella. Sin embargo, el séptimo arte nos enseña que hay madres que no tienen compasión y son malvadas. 

 

Carrie

Por Redacción CinEspacio24 Noticias

@CinEspacio24org

Aquí las seis peores progenitoras de la pantalla, ordenadas de la menos a la más malvada.

Quizá te puede interesar:

Seis películas de terror buenas y originales

 

6. Mamá de Matilda

Un arquetipo del cuento de los patitos feos y el cisne: en medio de una familia aburrida, teleadicta, con una mamá que aplasta tus ilusiones, surge una heroína que desafía y triunfa.

Matilda (1996), de Danny DeVito

 

5. Mama de Cómo agua para chocolate

Tú eres la más pequeña, por lo que es tu deber cuidarme hasta mi muerte. Desde ahí ya empezamos mal; ahora súmale que transmite su odio hacia los hombres a una hermosa hija muy simpática que puede tener un amor dulce. Fuchi.

Como agua para chocolate (1992), de Alfonso Arau

 

4. Mamá de Precious

 Una madre envidiosa de su hija, que llega a suponer que ella misma ha causado que fuera violada de forma traumática y continua en el seno de su propia familia. Inculca una desvalorización constante, manipula, y además, piensa que es correcto lo que hace.

Precious (2009), de Lee Daniels

 

precious3

 

3. Mamá de Carrie

Una de las peores, pero de las más comunes. Una mamá que perdió a “su hombre”, por lo que se vuelve una loca religiosa que necesita continuamente reafirmar que posee La verdad, y que lo que la rodea es pecado, incluso su inocente hija, a quien debe formarla duramente en el desquiciado arte de la culpa.

Carrie (1976), de Brian De Palma 

maxresdefault

 

2. Mamá de Trainspotting

Una madre joven, drogadicta y muy descuidada. Se inyecta heroína, lo que origina la muerte de su bebé, que le causa tanto dolor que… se vuelve a inyectar heroína. Terrible llanto de ella cuando grita ante el cadáver de su hijo: “¡Ahora más que nunca la necesito (heroína, por supuesto)!”

Trainspotting  (1996), de Danny Boyle 

 

 

1. Mamá de Shutter Island, la más mala de todas.

Ahogada en sus problemas, le da una “solución” igual a sus hijos, lo que genera toda la historia de la película. No hay compasión, la peor.

Shutter Island (2010), de Martin Scorsese 

 

Shutter-Island

 

 

¿Qué te parece? ¿Qué otra mamá del cine es memorable por mala?


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «Las seis mamás más malas del cine (y por qué lo son)»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*