•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La música de mi vida, ambientada en 1987,  narra la vicisitudes de Javed, un adolescente británico de ascendencia paquistaní, que sufrirá de racismo, pero la música de Bruce Springsteen le ayudará a salir adelante.

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

En la época de los 80, en Inglaterra había una increíble discriminación hacia los pakistaníes. Intolerancia y odio racial inundaban las calles, creando un fuerte división en todo el país, durante el gobierno de la ex primer ministra Margaret Thatcher.

Basada en hechos reales e inspirada en las letras de “El Jefe” Bruce Springsteen, La música de mi vida nos narra la historia de Javed (Viveik Kalra), un joven de ascendencia paquistaní de 16 años. Reservado y tímido, en la escuela suele pasar desapercibido, por suerte para él tiene a Matt (Dean-Charles Chapman), su mejor amigo, que es oriundo de Inglaterra y al que le escribe letras para su banda, pero que tristemente no asiste al mismo colegio que él.

En su clase de literatura conoce a Eliza (Nel Williams), una chica que parece una mezcla entre Madonna y Cindy Lauper, que logra cautivar el corazón de Javed. También ahí comienza a relacionarse más con su maestra, quien intenta ayudarlo para que sus textos sean publicados.

Un día, conoce a Roops (Aaron Phagura), que al igual que él es pakistaní. Este comienza a platicarle sobre “El Jefe” y le presta unos cassettes, estos le darán la valentía a Javed para lograr todos sus sueños.

La película de la directora Grinder Chadha, nos muestra la discriminación tan marcada que existía en Inglaterra durante esos tiempos, y lo hace de una manera  muy inteligente.

La cinta está llena de matices, pues los personajes cuentan con dos caras: la persona que muestran ser y la que son en realidad. Javed muestra ser introvertido, aunque realmente quiere que todos escuchen sus poemas y así cambiar al mundo; su padre es un tipo tradicional que sigue fielmente sus tradiciones; y así con cada uno de los personajes.

La ambientación es increíble. Hay tornamesas por todos lados, chamarras de mezclilla, walkmans, e incluso los extras suelen dar la idea de algún icono de la década como Michael Jackson o George Michael.

Debemos aprender que no todo gira a nuestro alrededor, y que no siempre tenemos que hacer las cosas solos, pues existen personas que esperan nuestro llamado de auxilio para tendernos la mano y darnos un empujoncito, así como también existen otras a las que afectan nuestras decisiones y las dañan sin que esa sea nuestra intención. “Hijo, escribe tus historias, si. Pero no olvides las nuestras”.

*Colaborador en CinEspacio24 Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply