“La monja”, un convento diabólico y predecible – CinEspacio24

“La monja”, un convento diabólico y predecible

Comparte el amor por el cine

La monja (spin off de El Conjuro) es una cinta  de terror predecible sobre una abadía que está bajo las órdenes de un ente diabólico. Protagonizada por Demián Bichir, Jonas Bloquet y Taissa Farmiga.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Una monja corre por los pasillos de una abadía (ubicada en Rumania), se dirige a su cuarto. Huye, al parecer de un ser diabólico, agarra una cuerda, la ata a su cama, se pone la otra punta en el cuello y se lanza por la ventana. Unos días después, el joven encargado de llevar comida al lugar encuentra a la monja que se suicidó colgada en la entrada, y con unos cuervos comiéndose sus ojos. Así inicia la cinta La monja, un spin off más de las películas de El Conjuro.

El conjuro es una exitosa franquicia que se basa en hechos reales: las investigaciones paranormales que hicieron en los años 70 el matrimonio Warren; papeles que realizan Patrick Wilson y Vera Farmiga; hasta el momento van dos cintas de dicho tema.

No obstante, se han realizado varios spin off acerca de El Conjuro, que nacen de los demonios secundarios que han salido en las cintas. Dos película de Anabelle, que trata sobre una terrorífica muñeca poseída por un demonio y recientemente La Monja.

Dirigida por Corin Hardy y protagonizada por Demián Bichir, Jonas Bloquet y Taissa Farmiga (hermana de Vera Farmiga), La monja es una cinta de terror que cae en todos los clichés posibles del género y tiene una ambientación que trata de no ofender a las mentes más conservadoras, lo que le quita suspenso y terror a la obra.

El padre Burke (Bichir) recibe órdenes por parte del Vaticano para ir a Rumania a investigar el suicidio de una monja en una abadía que se encuentra en medio del bosque. Además, le encargan que se lleve, para que lo ayude, a la joven hermana Irene (Taissa), quien aún no ha hecho sus votos como monja. El motivo de que vaya Irene es porque tiene unos extraños poderes síquicos, como si viera el futuro (disculpen, eso entendí, la cinta es confusa en varios aspectos, como éste).

Cuando llegan a un pequeño pueblo en Rumania, conocen a Frenchie (un tipo canadiense o francés que por algún motivo “hippie” está ahí, también eso es lo que entendí). Él fue el que encontró a la monja colgada y lleva al padre y a Irene al lugar para que cumplan su objetivo.

En el convento, con una atmosfera siniestra digna de una caricatura, encontrarán que suceden cosas extrañas y que un ente diabólico quiere dominar la región. Así veremos secuencias de espanto de una vulgaridad predecible, situaciones de risa que deberían de dar miedo, y esto se debe a incomprensibles gags que realizan los protagonistas. Asimismo, el monstruo o ente diabólico parece una mujer que no durmió bien y está mal maquillada.

Aunque se notan las buenas intenciones por realizar unas tomas o planos arriesgados, estos no logran cumplir su impacto, ya que parece que en todo momento respetan las figuras y símbolos religiosos, como si no quisieran ofender a alguien; y el mejor cine de terror ofende y espanta.

La monja será un éxito de taquilla porque es parte del universo de El Conjuro, del cual seguramente seguirán sacando más películas que giren alrededor de los Warren.

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y Oculus Todo el Cine.

Be the first to comment on "“La monja”, un convento diabólico y predecible"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*