Info sobre cine

“La leyenda del Charro negro”, hecho en casa

“La leyenda del Charro negro”, hecho en casa

De boca en boca, domina en los ranchos y pueblos del país la leyenda de que en los caminos y parajes se aparece un charro vestido de negro. A la par de su caballo alazán, este jinete sin destino aparente es temido por la gente. La leyenda dicta que todo aquel que se sube al caballo desaparece junto con el charro. Es la casa productora Ánima Estudios que trae esta leyenda en la quinta entrega de las aventuras de Leo San Juan.

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia

En la escena postcréditos del filme La leyenda de las momias de Guanajuato (2014) de Alberto Rodríguez, Leonardo San Juan despierta en un camino desolado en el que el Charro Negro le dice que lo ha estado esperando. La espera llegó hasta este 2018 con la cinta La leyenda del Charro negro, precedida por una serie de películas: La leyenda de la Nahuala (2007), La leyenda de la llorona (2011), La leyenda de las momias de Guanajuato (2014) y La leyenda del Chupacabras (2016).

La escena postcréditos adelanta lo que en esta cinta animada llega: la aparición del Charro negro, quien con ciertas artimañas consigue enviar al inframundo a Leo San Juan, un adolescente que acaba de dejar la niñez. Leo, un caza fantasmas, al estilo de la caricatura británica Mona la vampira (1999), no viaja en vano sino con la misión de rescatar a una joven que se encuentra en peligro, y acompañado por sus amigos Fernando y Alebrije.

El filme mexicano contiene, como sus antecesoras, referencias a la cultura mexicana. La promoción de la cultura mexicana en la cinta estadounidense Coco (2017) no es reciente, ya que la casa productora Ánima Estudios lleva haciéndolo desde 2007.

Por lo anterior, el estilo de las técnicas de animación en La leyenda del Charro negro es idéntico al de las otras producciones de Ánima Estudios. A saber El chavo animado, AAA sin límite de tiempo y Don gato y su pandilla y El santos contra la Tetona Mendoza. Ojos grandes, planos en 2D y efectos cómicos y surreales son los que en la película de Alberto Rodríguez nos regala.

La leyenda del Charro negro es un platillo más de una compañía que desde hace más de 10 años dibuja para convidar la cultura mexicana. A partir de gags, chistes y situaciones comunes que viven los mexicanos, la película promueve valores que, en algunas partes del país, ya no existen.

Es la inocencia y el crecimiento de Leo San Juan lo que cierra esta entrega, ya que el cambio de primaria a secundaria, representa para todo niño una experiencia única que se puede, o no, enfrentar con valor.


 

 

*Periodista. Reportero y Colaborador en CinEspacio24.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *