•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La ira o el seol es una arriesgada cinta, dirigida por Juan Mora Catlett que combina dos historias de ficción y un documental sobre testimonios de sobrevivientes del cáncer. 


Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

Según el antiguo testamento, Seol es el lugar de las almas rebeldes olvidadas. Un lugar de sombras habitada por quienes perecieron sin creer en Jesús de Nazaret.

La ira o el Seol es una película que nos narra dos historias ficticias y un documental: Eva o el paraíso, nos presenta a una mujer que cuida a su madre enferma, y que junto a su trabajo como conserje en un hospital, la orillan a escapar de su realidad por medio de sus sueños comiendo la fruta prohibida del árbol de la vida eterna; Pedro o el infierno, nos cuenta como un hombre que se encuentra frustrado y estancado en el ámbito laboral y amoroso, sueña con asesinatos que terminan por convertirse en realidad; Juan o el mundo, es un documental autobiográfico sobre como el director Juan Mora Catlett logró superar su cáncer terminal, mientras a la par se muestran testimonios de otros sobrevivientes y gente que aún vive con dicha enfermedad.

El director usa las dos historias de ficción como metáforas acerca del cáncer, ya que dicha enfermedad es la que une a las tres historias para que convivan de manera coherente en un mismo filme.

El problema es que las historias son tan diferentes entre sí, que a pesar de estar conectadas pueden sentirse como tres películas distintas. La manera en que se pasa de una historia a otra es poco ortodoxa, lo cual puede confundir al público, ya que en ningún momento logra que se desarrollen en armonía.

Fácilmente las dos historias de ficción podrían funcionar como un largometraje en solitario, sólo que al estar atado a otras dos, nunca logran desarrollarse de manera correcta.

Las grabaciones de testigos son interesantes, pero no se le da el peso debido en la cinta ya que constantemente esta saltando entre historias y no deja que ninguna fluya por completo.Los efectos especiales son bastante malitos, pues pueden parecer exagerados e incluso absurdos, llegando al punto de no saber que está pasando en pantalla.

Sin duda un ambicioso filme. 

*Colaborador en CinEspacio24 Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply