•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La película es la primera gran producción entre Hollywood y China, ya que fue hecha por el estudio hollywoodiense Legendary (que hizo Jurassic World y Godzilla), compañía que compró por 3 mil 200 millones de euros el conglomerado chino Wanda, una empresa del sector inmobiliario, turismo, cultura y deportes. Con esta cinta la idea es que comience una nueva era de la industria cinematográfica en China.

Por Arturo Brum Zarco *

Tienes todas las piezas necesarias para hacer una película épica: un presupuesto que supera los 143 millones de euros; uno de los actores más populares y rentables, el estadounidense Matt Damon; cuentas con el director chino con mayor prestigio en dicho país, Zhang Yimou; agrégale actores secundarios famosos tanto de China como de Estados Unidos. El resultado debería ser una de las películas más espectaculares de la historia. Ese era el objetivo de la cinta La Gran Muralla, pero, aunque ya fue un éxito en taquilla en Asia, la historia es predecible y algo absurda.

Se estrena en México este viernes 3 de febrero, y si bien va tener éxito en taquilla, la película no cumple con las expectativas, ya que la historia no ayuda a crear algo épico ni de culto; al contrario, a pesar de los grandes efectos especiales, de las tomas impresionantes de los soldados chinos y de las tomas de la Gran Muralla, es una cinta predecible y totalmente occidental; donde obviamente el héroe es un actor estadounidense que salva a toda la sociedad china.

Bajo la dirección de Yimou Zhang (Héroe, La casa de las dagas voladoras), nos cuenta la historia de dos mercenarios europeos: William Garin (Matt Damon) y Pero Tovar (Pedro Pascal), que van a China en busca de una gran arma para comerciar con ella: la pólvora.

La historia se sitúa en el siglo XV y cuando llegan estos dos sujetos a China son capturados por un ejército que no tiene parangón, que defienden la Gran Muralla y que están preparados para la guerra. Hasta aquí todo bien, todo impresionante, atractivo; sin embargo, los enemigos de los chinos son una especie de alienígenas que son como gigantes perros verdes, con boca de delfín y ojos en los costados: seres que no causan terror ni admiración.

Cuando comienza la primera batalla contra estos seres extraños, el ejército chino realiza unas acrobacias de circo para combatir con ellos; ahí es cuando los dos europeos saben que no están solos y conocen a Ballard (Willem Dafoe), quien igual que ellos es un europeo que llegó a esas tierras en busca de la pólvora.

El ejército chino bajo las órdenes de la Comandante Lin Mei (Tian Jing) combate contra los monstruos y es ahí donde William demuestra sus habilidades para la batalla, y ayudará contra esos seres del espacio o de ultratumba, nunca entendí bien de dónde venían.

Con efectos y secuencias espectaculares, la trama pudo ser diferente; seguro había una historia o leyenda más atractiva y verosímil sobre la Gran Muralla China.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Ivan Quecha

About Ivan Quecha

Leave a Reply