Info sobre cine

“Jumanji: En la selva”, una secuela lejos de su predecesora

"Jumanji: En la selva", una secuela lejos de su predecesora

Jumanji: Welcome to the jungle o titulada Jumanji: En la selva es la secuela directa de la primera película estrenada en 1995 Jumanji. Dirigida por Jake Kasdan (Malas enseñanzas, 2011) y protagonizada por Dwayne Johnson “La roca”, la cinta da un giro en cuanto a la trama clásica de Jumanji creada por el escritor de libros infantiles, Chris Van Allsburg, quien también escribió la historia de El expreso polar

 

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia

Desde el primer minuto, Jumanji: En la selva deja atrás a su predecesora en lo que al tono infantil se refiere. Y contextualiza el juego para familiarizar a los espectadores. Es por esta razón que el primer diálogo de la película es: “¿Un juego de mesa? ¿Quién juega estas cosas?”.

Esta pregunta orienta el sentido de toda la cinta, un sentido moderno por así decirlo. De este modo es como Jumanji ya no es un juego de mesa, sino un videojuego. Esto, sumado al contexto de la tecnología, las redes sociales y las selfies, ubican al espectador en un ambiente más actual.

Ya planteado el escenario se presentan los personajes uno a uno, pero, como las películas tendenciosas, utilizan estereotipos. En este caso serán el chico atlético, Ser’Darius Blain, la rubia guapa, Madison Iseman, el nerd de los videojuegos, Alex Wolff, y la chica que no encaja en la escuela, Morgan Turner.

Ya planteados el escenario y los personajes comienza el asunto de Jumanji: En la selva. Los protagonistas son atrapados por el videojuego de Jumanji y, al mismo tiempo, encarnan a los personajes establecidos por el juego. Para salir deberán acabar el juego, nivel por nivel. Para ello utilizarán sus diferentes habilidades y, como lo enfatiza el filme, trabajar en equipo.

Con esta configuración, la película realiza guiños a su predecesora como el juego de mesa, los acertijos y la mención de Alan Parrish, protagonista de la primera película e interpretado por Robin Williams. Y es aquí donde Jumanji: En la selva tropieza, ya que ni las actuaciones de Dwayne Johnson, Jack Black y Kevin Hart logran alcanzar a la del carismático Williams.

El legado que Robin Williams dejó en la comedia y en Jumanji, ensombrece en gran manera a esta nueva entrega, que puede catalogarse, probablemente, como una de las peores películas del año.

Aunque Jumanji: En la selva contiene decentes efectos especiales y logra entretener por instantes, se equivoca en lo que Jumanji era fuerte: el toque de misterio, el carisma intrínseco de Robin Williams y su química con los niños, entre ellos la pequeña Kirsten Dunts.

“De noche vuelan, más vale correr, porque estas cosas aladas te van a hacer fallecer”, era el primer acertijo de la película de 1995 Jumanji, que concedía misterio al tratar de adivinar lo que se avecinaba. En Jumanji: En la selva eso se esfumó por el sentido que el director, Kasdan, da a la cinta. De ser una película de aventuras pasó a ser una comedia adaptada para complacer a un público, en su mayoría, adulto.

Es una lástima que una idea tan original como Jumanji haya sido utilizada para este fin. Pero es, sin duda, un reflejo del malbaratamiento de películas que en su momento dejaron un legado.

 

 

*Periodista. Reportero y Colaborador de CinEspacio24 Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *