“It: Chapter Two”, Pennywise y el alma de sus Perdedores

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

It: Chapter Two comienza con la profecía descrita en la primera entrega, que reza que tras 27 años el pueblito de Derry será atacado otra vez por Pennywise, el monstruoso payaso hambriento de carne humana.

 

Por Isaac Piña Galindo*

@IsaacPi15a 

El director argentino Andy Muschietti nos hace volver al mundo de “IT” con una eficaz secuencia que sintetiza la “fórmula del horror” de la primera entrega: dos marginados que sufren el ataque por parte de un grupo violento (bullies), agravio que provoca la llegada de Pennywise, quien captura y mata a uno de los agredidos.

El peso de la película recae por completo en la química del elenco estelar, cuyos integrantes construyen el clima emocional a partir de lo conseguido por el entrañable reparto juvenil de la primera entrega.

 

Para reforzar la química de los adultos, Muschietti y el guionista Gary Daubermann juegan con el concepto de la memoria a fin de crear flashbacks que nos lleven a redescubrir a los Perdedores, develando aspectos desconocidos no sólo de su historia como grupo sino también de la personalidad de cada uno.

El contraste entre infancia y adultez confiere un mayor realismo al drama de It: Chapter Two, porque incluso replantea que el relato de It: Chapter One, al contarse desde la perspectiva de los niños, conservaba su inocencia y cubría a la historia de un halo de fantasía aun cuando se encontraban azorados por el terror de Pennywise.

De la sólida actuación grupal destaca el enérgico bit cómico de Bill Hader, quien poco a poco se roba la película. El terror de It: Chapter Two funciona porque Muschietti contrapone la descabellada parafernalia violenta del payaso (y el pueblo) con el mordaz y ágil humor negro que representa Hader.

El guión de Daubermann también sobresale por reunir elementos icónicos de la novela original al mismo tiempo que adopta el espíritu pop de la obra de Stephen King: un abanico de elementos sobrenaturales y de terror, desde la magia ancestral de un pueblo indio hasta criaturas grotescas de varios tamaños (y consistencias), así como varios guiños a otros “kingsismos”.

Es posible entender It: Chapter Two como una aventura épica por las décadas que cubre, los entresijos emocionales que la envuelven y la mitología escondida detrás de la sanguinaria empresa de Pennywise. No obstante, Muschietti nunca pierde de vista que el alma de la historia la constituyen los Perdedores, los niños inadaptados que crearon un universo propio nutrido por su invencible núcleo afectivo, el cual les sirve como refugio del mundo y fuente de valentía para vencer cualquier mal.

*Cineasta y Colaborador en CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *