“Huachicolero”: la adolescencia atrapada por el crimen – CinEspacio24

“Huachicolero”: la adolescencia atrapada por el crimen

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lalo es un joven que vive en una situación económica precaria; y para obtener dinero fácil y regalarle a su novia un smartphone entra al crimen organizado para robar hidrocarburos. De eso trata la buena cinta Huachicolero de Edgar Nito. 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Antes de que el desagradable fenómeno del huachicolero (extracción ilegal de hidrocarburos) entrará en la agenda nacional y los medios comenzarán una amplia cobertura sobre este suceso, el director Edgar Nito ya iniciaba la preproducción de la cinta Huachicolero.

Oriundo del estado de Guanajuato, en varias entrevistas Edgar Nito ha comentado cómo empezó a escuchar historias de personas que se robaban los hidrocarburos en el municipio de Irapuato, que está cerca de una refinería; eso lo llevó a investigar este delito y escribió un guion con estilo de western y coming-of- age.

Así dio como resultado una película que entra en la desgarradora e inmisericorde violencia de los grupos delictivos que se dedican al huachicolero, quienes a balazos y asesinatos defienden su zona; y además una historia de un adolescente en una situación económica precaria que busca obtener dinero rápido y fácil para conquistar a su compañera de la escuela.

La combinación de estos dos géneros cinematográficos hace de la película un producto honesto, sombrío, entretenido y reflexivo, que desentraña lo peligroso de entrar a este tipo de crímenes y además intenta buscar una explicación de los jóvenes que a muy temprana edad y viviendo en la marginalidad comienzan a delinquir; adolescentes que penosamente no ven otro futuro en su vida.

Asimismo, la película muestra cómo estos actos no serían posible sin el apoyo de las autoridades, es decir, Huachicolero es un filme ambicioso que a partir de una historia que podría parecer simple nos muestra que son varios los factores que hacen posible estos actos vandálicos.

La historia se centra en Lalo (buena actuación de Eduardo Banda) un joven estudiante de secundaria, trabajador y que vive con su madre; un tipo que tiene una buena educación y ningún interés por cometer algún delito; pero cuando conoce a Ana (Regina Reynoso), Lalo se obsesiona con ella hasta el punto de querer regalarle el smartphone más bonito de su comunidad.

Para conseguir su objetivo, le pide ayuda a Rulo (Pedro Joaquín) – quien por cierto es novio de Ana – este lo invita a participar en el robo de hidrocarburos, un acto sumamente delicado, por ser un delito grave y por lo inflamable de lo que sustraen. Así comienza la vida de Lalo en el crimen organizado.

Punto destacado tiene la construcción del personaje principal, un adolescente que comienza como alguien poco sociable, retraído, callado, para después ser una persona con una desvergonzada confianza y parlanchín, ese arco argumental muestra esa vida de lujos rápidos que traen por lo regular sus consecuencias también rápidas.

 

Aplaudible el trabajo de fotografía que realiza Juan Pablo Ramírez que en todo momento juega con las sombras y las luces para crear un ambiente desértico, caluroso y árido, donde logra resaltar la ambivalencia de cada personaje por medio de luz y la oscuridad.

Huachicolero se filmó en Irapuato, Guanajuato, y ganó en 2019 en el Festival de Tribeca el premio a Mejor nuevo director; además, el año pasado estuvo nominado a cuatro premios Ariel: Mejor Ópera Prima, Mejor Actor Revelación, Mejores Efectos Visuales y Mejores Efectos Especiales.

Ya está disponible en la plataforma de Amazon Prime. 

Un filme con una trama lineal y sencilla pero no por eso menos compleja, al contrario en su simpleza están las entrañas de un acto delictivo que sigue aquejando a la sociedad y que en Huachicolero el director logra presentar con gran acierto.

Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Huachicolero”: la adolescencia atrapada por el crimen»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*