Info sobre cine

“Hostiles”, una cinta ahogada en diálogos

“Hostiles”, una cinta ahogada en diálogos

En la cinta de Scott Cooper (Loco corazón, 2009; La ley del más fuerte, 2013), Hostiles: Violencia americana, el capitán Blocker (Christian Bale) vive para matar a indios desalmados, comanches sin misericordia y bandoleros abusivos. Su causa converge con la de Rosalie Quaid (Rosamund Pike), quien lo ha perdido todo por culpa de un grupo de comanches, quienes asesinaron a su esposo e hijas.

 

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia

En tal cruce es que la película de Cooper se desenvuelve como una bala al aire: con fuerza e impulso al principio, pero con vacilación y decaimiento al final.

Es por esta razón que los primeros minutos de Hostiles: Violencia americana no desaprovechan ni un segundo. La tensión de una persecución a muerte en manos de los comanches va creciendo. El terror de los indios, caracterizados con pintura roja y sonidos propios de la tribu, fortalece este nerviosismo en el espectador.

El desenlace de este primer capítulo impregna, también, el odio que tiene el capitán Blocker hacia los indios. Sin embargo, la perspectiva del director cambia cuando nos presenta que el otro bando, la caballería, tampoco tiene buenas intenciones.

Es a partir de este punto que la cinta decae. Aunque el odio de Blocker parece aumentar al conocer la tragedia de la mujer que conoce en el camino, el avance de la película sólo nos conduce a diálogo tras diálogo hasta dejarnos sin ninguna acción relevante.

La lentitud de la cinta se amplifica con la búsqueda, por momentos interminable, del capitán Blocker. Los comanches, casi invencibles, se desvanecen poco a poco entre la niebla cada vez más grande de diálogos alrededor del filme.

La hostilidad y la violencia del título no son más que meros adornos, ya que el único distintivo en tantos minutos es el soundtrack que se distingue por un grupo de violines que son similares al videojuego de la misma temática western, Red Dead Redemption (2009).

El desperdicio de buenos personajes, como el capitán Joseph Blocker, en diálogos incesantes es la mayor debilidad de Hostiles: Violencia americana, que falla, precisamente, en demostrar la hostilidad y violencia americana.

*Periodista. Reportero y Colaborador en CinEspacio24 Noticias.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *