Guillermo del Toro, sus poéticos monstruos – CinEspacio24

Guillermo del Toro, sus poéticos monstruos

Comparte el amor por el cine

“Un fantasma, eso soy yo”, sentencia el final de la cinta El Espinazo del diablo, obra del mexicano Guillermo del Toro. Un fantasma es misterioso, deja un rastro, por momentos es imperceptible, pero por otros, es casi real. Ese es Guillermo del Toro , director mexicano que nació en Guadalajara, Jalisco el 9 de octubre de 1964.

 

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia

De niño se la pasaba asustando a su hermana fingiendo que estaba poseído. Soñaba con monstruos, tanto que se dio cuenta que se ellos se convertirían en  su familia.

A sus 21 años realizó su primer filme titulado Doña Herlinda y su hijo. Más tarde, fundaría el Festival de Cine de Guadalajara y su propia compañía: Necropia.

Con tal pasión al cine, del Toro se aventaría a realizar su primera película a los 28 años. Vendió su camioneta, hipotecó su casa y se endeudó con el banco para darle vida a su primer monstruo: Cronos, una película de terror que conjuga su manía por los insectos y los relojes.

 Cronos fue un riesgo que generó frutos, sus nominaciones al Ariel por Mejor Película y Mejor Director la situaron en el puesto número 77 de las 100 mejores películas mexicanas. Después de este logro dirigió su primer filme en Estados Unidos: Mimic, que aunque no tuvo gran impacto lo posicionó como un director con una estética diferente.

Misma que confirmó en su tercera cinta: El espinazo del diablo en 2001. Situada en la Guerra Civil de España, esta película revela el camino que Guillermo del Toro tomaría en toda su filmografía: monstruos, fantasmas, suspenso, misterio, poesía y belleza.

Ante lo anterior, cada uno de los filmes de Guillermo del Toro contiene alguna de estas características. Desde Blade 2 hasta su Hellboy. Desde su película más destacada, El laberinto del Fauno, hasta su cinta más decepcionante para la crítica, La cumbre escarlata. Incluso, su obra más hollywoodense, Titanes del pacífico, no pierde la esencia del cineasta mexicano, quien nunca se ha negado a sí mismo en cuanto a su estilo.

Ahora se posiciona como uno de los grandes directores, ya que gracias a su reciente filme La forma del agua  ganó este 2017 el Globo de Oro a Mejor Director. En su discurso de agradecimiento  mencionó y agradeció a sus monstruos

Guillermo del Toro es un fantasma que deja rastro, un soñador, que vive y acepta a sus monstruos. 

 

*Periodista. Reportero y Colaborador de CinEspacio24.

 

 

Be the first to comment on "Guillermo del Toro, sus poéticos monstruos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*