•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Protagonizada por Jonathan Pryce y Anthony Hopkins, dirigida por el brasileño Fernando Meirelles y producida por Netflix,  la cinta Los dos Papas narra unas posibles conversaciones entre el  antiguo papa Benedicto XVI y el actual papa Francisco, sobre la corrupción, la pederastia y el futuro de la Iglesia Católica.

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

El escándalo de Vatileaks fue un importante suceso en la historia de la iglesia católica,  el cual reveló una serie de documentos confidenciales que mostraban casos de pedofilia y corrupción dentro del Vaticano. Dicho caso explotó en 2012, año en el que Benedicto XVI ocupaba el cargo de Papa.

La película Los dos Papas basada en hechos reales, sigue la historia de Jorge Mario Bergoglio (Jonathan Pryce), un simpático cardenal, quien harto del rumbo que ha tomado la iglesia toma la decisión de retirarse, por lo cual decide viajar a Roma para visitar al papa Benedicto XVI (Anthony Hopkins), y solicitar formalmente su renuncia.

Sin embargo, el Papa tiene otros planes, y para ponerlos en marcha debe evitar la renuncia del cardenal, por tal motivo, pasan unos días charlando y hablando del futuro de la Iglesia católica.

El director Fernando Meirelles nos entrega una cinta que sorprende de buena manera.La película que fácilmente podría mandar un mensaje contra la iglesia y sus actividades, decide ser un ameno viaje lleno de emociones y sentimientos encontrados.

La cinta se apoya principalmente en un tripié conformado por un excelente guion y dos maravillosos actores como Jonathan Pryce y Anthony Hopkins; y es que el largometraje deja brillar a sus protagonistas explotando al máximo sus talentos histriónicos, y que luzcan con los acertados monólogos del guion.

Por su parte, el guionista Anthony McCarten -quien trabajó en Las Horas Más Oscuras (Joe Wright, 2017), La Teoría del Todo (James Marsh, 2014) y Bohemian Rhapsody (Bryan Singer, 2018)- realiza una mezcolanza entre drama, comedia y hasta romance con la que, cual albañil, consigue un firme cemento con el que edifica una iglesia dentro del desarrollo de la película.

En ningún momento abusa de los géneros y le da su tiempo a cada uno, pero a la comedia, (a ese visitante que puede llegar a ser muy incómodo) lo controla y lo maneja a su conveniencia, pues en un tema tan delicado de tocar como la corrupción en la iglesia católica y los casos de pedofilia, no realiza una sátira y mucho menos una burla, sino que lo utiliza para volver más atractivo el  tema e invitar a una reflexión más profunda.

A todo el asunto del escándalo de Vatileaks, le saca partido y exprime todo el drama del que se sujeta para hilar de manera correcta toda su idea, lo cual permite que Los dos Papas sea una película redonda en todos los sentidos.

*Colaborador de CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Colaborador CinEspacio24

About Colaborador CinEspacio24

Leave a Reply