Info sobre cine

Emmanuelle Riva, un breve paseo por su carrera

Emmanuelle Riva, un breve paseo por su carrera

Sólo las verdaderas artistas pueden tener sus más grandes obras con una diferencia de más de 50 años. Sólo las brillantes actrices quieren seguir arriba del escenario o enfrente de una cámara a pesar de tener una enfermedad terminal. Sólo aquellas que están destinadas a que el público las ovacione de pie dejan todo por cumplir sus sueños de convertirse en actriz. Son pocas y entre ellas está la hermosa actriz francesa Emmanuelle Riva, quien falleció este viernes 28 de enero,  por complicaciones del cáncer que padecía. 

Por Redacción CinEspacio24

Emmanuelle nació el 24 de febrero de 1927, en Cheniménil, Francia. El nombre que le dieron sus padres era Paulette, pero se lo cambió cuando se convirtió en actriz. Creció en un ambiente humilde, su padre pintaba carteles comerciales y ella estaba destinada, según su familia, a ser costurera; pero cuando la pasión artística te llama, no hay nada que te detenga. 

Así, Riva abandonó su casa a los 26 años de edad y sin un peso en el bolsillo fue a buscar su sueño a París, donde comenzó a trabajar en teatro y fue gracias a uno de los carteles de una obra donde actuaba que le llegó la gran oportunidad de su vida.

Su foto en el cartel de una obra de Dominique Rolin, impresionó al director francés Alain Resnais, que de inmediato decidió que ella sería la protagonista de su película; un filme que es uno de los más importantes en la historia el cine: Hiroshima mon amour (Hiroshima mi amor) de 1959. Emmanuelle es la protagonista de una cinta de amor imposible; papel que la catapultó a la fama y que le valió muchos reconocimientos. 

Después de eso, ya era una estrella, que participaba tanto en películas como en obras de teatro; algunas de las películas donde participó: Kapó  (1960) de Gillo Pontecorvo, Leon Morin, sacerdote (1961),  Tres colores: Azul (1993).

Nunca dejó de trabajar y parecía que no iba a tener un papel tan reconocido como el que tuvo con Renais; pero en 2012 demostró de nuevo que su nombre merece estar en letras doradas en la historia del cine. Bajo la dirección de Michael Haneke, protagoniza la conmovedora y bella historia de amor, Amour; papel que le dio muchos premios y una nominación a los premios Oscar.

Desde que se enteró que padecía cáncer, no quiso detener su trabajo; al contrario seguía en los escenarios y leyendo guiones. Según informa el periódico “Le Monde”, actualmente  estaba rodando una película en Islandia y estaba en un espectáculo en la Villa Medicis de Roma.

Si en Hiroshima mi amor vivió un amor imposible, en Amour ese amor incondicional se vuelve una realidad. Y el amor que nos dejó en su cine perdurará por siempre. Descansa en paz admirada Emmanuelle Riva.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *