Info sobre cine

“El vampiro y el sexo”, la película censurada de El Santo

“El vampiro y el sexo”, la película censurada de El Santo

Escondidos en la bóveda de Guillermo Calderón, creador del cine de ficheras y productor de algunas películas del Santo, cinco rollos de la cinta El vampiro y el sexo fueron hallados por la nieta de Calderón, Viviana García Bosé. Furtivamente, García Bosé extrajo los rollos y los restauró en la Filmoteca de la UNAM.

 

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia 

De esta manera, se descubrió que la película del Santo El vampiro y el sexo es, todavía, desconocida para muchos mexicanos. Censurada por 43 años, tuvo una versión modificada que se tituló Santo en el tesoro de Drácula.

A inicios de este mes, Alejandro Pelayo, director de la Cineteca Nacional, declaró que no proyectarían un ciclo del luchador porque: “No es un buen cine, es kitsch, no es un cine que nosotros queramos pasar, fue muy comercial, muy popular, pero no son buenas películas”.

Pese a las declaraciones de Pelayo, en muchas partes del mundo, principalmente Europa, las películas del Santo son consideradas de culto.

Fue Iván Trujillo, director del Festival Internacional de Cine Guadalajara, quien detalló que muchas de las películas del Santo eran exhibidas en Europa e incluían escenas de desnudos, pero se censuraban en México a petición del luchador. El ejemplo más obvio es El vampiro y el sexo (1968), filme en el que aunque no hay escenas eróticas sí hay desnudos.

Las tramas de aventuras, surrealistas y en ocasiones cómicas de las películas del Santo fueron una tradición y un estilo que marcaron época. En esta película, por ejemplo, el Santo, un luchador retirado que además es un científico, inventa una máquina del tiempo que transporta las almas de las personas a sus vidas pasadas. La primera en realizar un viaje de este tipo es Luisa, hija de un amigo del Santo. En su viaje se encuentra con el Conde Alucard, nombre al revés de Drácula, quien seduce a mujeres y las lleva a su guarida, lugar donde las mujeres aparecen desnudas.

Para el Santo, el público infantil era el más importante, ya que en el mismo año grabaría Santo contra Capulina. Por lo que, a exigencia suya, se censuró la película: se eliminaron las escenas de desnudos, se modificó de color a blanco y negro y se le cambió el título por Santo en el tesoro de Drácula.

La versión sin censura fue estrenada en el 2011 en la edición 26 del Festival Internacional de Cine Guadalajara, pese a los intentos en contra de no exhibirse por parte del hijo del Santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *