El talentoso y polifacético “Alan Parker” – CinEspacio24

El talentoso y polifacético “Alan Parker”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El cineasta británico Alan Parker narró problemáticas sociales de manera relativamente ligera sin restar importancia a los temas; asimismo, combinó el cine y la música de una manera peculiar y atrevida. Este gran director nos dejó un legado cinematográfico que quedará para la posteridad.

Por Martín L. González*

@martin_lgonzale

Alan William Parker nació el 14 de febrero de 1944 en Islington, Londres, Inglaterra. Asistió a la escuela Dame Alice Owen’s School, aunque unos años más tarde, tras concluir la secundaria, dejó los estudios para trabajar como redactor en una agencia de publicidad, y posteriormente encargarse de la dirección fílmica de los anuncios.

Gracias a ese trabajo construyó su camino en el mundo del cine, ya que en ese ambiente conoció al productor David Puttnam, quien produjo la cinta Melody (Waris Hussein, 1971), en la cual Alan Parker trabajó como guionista.

Su primera cinta como director fue la película Bugsy Malone (1976), la cual consiguió ocho nominaciones a los premios de la Academia Británica de cine, consiguiendo alzarse triunfador en cinco. Este peculiar y atrevido musical colocó a Alan Parker en la mira de la industria bajo la etiqueta de una joven promesa.

Tras estrenar su ópera prima en Inglaterra, se mudó a Los Ángeles, California, Estados Unidos, donde conoció a Oliver Stone, un joven guionista que con el pasar de los años se convirtió en un talentoso director, y que en aquella época se encargó de escribir el guión de la cinta que fue nominada a seis premios Oscar: Expreso de medianoche (1978), la cual fue producida por David Puttnam y dirigida por Alan Parker.

Dicho filme está basado en la narración autobiográfica de Billy Hayes, un hombre que fue condenado a treinta años de prisión tras ser detenido en 1970 en el aeropuerto de Estambul, Turquía, por poseer varios kilos de hachís. La cinta fue prohibida en Turquía, país donde ocurrieron los hechos, hasta 1993.

Con tan sólo dos películas, Alan Parker ya se había consolidado como un cineasta increíblemente talentoso, capaz de conmover al público, por lo que su siguiente trabajo, Fama (1980), era esperado por muchos.

Con esta cinta pulió su manera de trabajar los musicales llevándolos a otro nivel, consiguiendo seis nominaciones más a los premios Oscar, de los cuales triunfó en dos categorías. El éxito del largometraje provocó una secuela en forma de serie, así como un remake estrenado en 2009 bajo el mismo titulo dirigida por Kevin Tancharoen.

Un año después estreno el filme Shoot the Moon, una cinta que no alcanzó el éxito de sus antecesoras, pero que resultó una cinta personal para Parker, ya que está inspirada en su divorcio.

En 1982 trabajaría junto a la banda Pink Floyd en una película que conseguiría el estatus de cinta de culto titulada Pink Floyd The Wall, inspirada en el álbum The Wall de la banda británica. Debido a que el guión de esta cinta estuvo a cargo de Roger Waters, Alan Parker decidió brindarle especial importancia al apartado visual.

Tras esto, los proyectos de Alan Parker continuaron reforzando la idea de su enorme talento como director, así vio la luz la cinta Birdy (1984), filme que obtuvo el premio especial del Festival de Cine de Cannes, y el largometraje Angel Heart (1987), protagonizada por Mickey Rourke y Robert de Niro.

Con las actuaciones de Gene Hackman, Willem Dafoe y Frances McDormand, en 1988 estrenó otra de sus obras más aplaudidas, Mississippi en llamas, cinta que aborda temas raciales, inspirada por los sucesos ocurridos en 1964, en los cuales fueron asesinados activistas pro derechos civiles. El largometraje fue nominado a siete premios Oscar.

Durante los años posteriores presentó grandes cintas como Come see the paradise (1990), The Commitments (1991) y The road to wellville (1994); sin embargo, mostraría de nueva cuenta su gran capacidad para dirigir con su película Evita (1996), donde muestra su gran talento de mezclar cine y música de nueva cuenta. Protagonizada por Madonna y Antonio Banderas.

Alan Parker daría muestra de su versatilidad pasando de la magnitud de Evita a la sencillez de Las cenizas de Ángela (1999), declarando que “trataba de hacer cosas diferentes, porque la variación mantiene fresca la creatividad”; una cinta cruda y honesta sobre la pobreza y el alcoholismo.

Finalmente, en el año 2003 estrenaría su última cinta titulada La vida de David Gale, un filme que el propio Parker utilizó para dar un mensaje sobre la pena de muerte.

Tristemente, el 31 de Julio de 2020 falleció en Londres, Inglaterra, a la edad de 76 años. Sir Alan Parker partió de este mundo, pero no sin antes dejarnos una interesante filmografía digna de analizarse, y que nos demuestra que no importa cuantos años hayan pasado, las problemáticas sociales no han desaparecido, solamente se han disfrazado.

“Por más que intentes evitar tu imagen en el espejo, ésta te mira siempre directamente a los ojos”, frase de la cinta Angel Heart.

 

Te invitamos a nuestro taller online de Guion Cinematográfico

*Colaborador y reportero en CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «El talentoso y polifacético “Alan Parker”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*