“El Sueño de Mara’akame”, tradición contra modernidad – CinEspacio24

“El Sueño de Mara’akame”, tradición contra modernidad

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Sueño de Mara’akame, dirigida por Federico Ceccheti, es una bella cinta mexicana sobre un joven indígena huichol que sueña con ser cantante, sin embargo, su padre lo obliga a seguir sus tradiciones para que sea un chamán.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Para los Mara’akame (chamanes huicholes), los sueños son la base de su ideología y tradición, ya que por medio de ellos, según su cosmovisión, pueden curar a los enfermos, saber el futuro de una persona y encontrar respuestas a sus inquietudes , y esto lo logran encontrando en sus sueños a su Venado Azul, un tipo de guía espiritual. En su visión del mundo, el sueño es el puente que les dice cómo actuar.

A ese mundo donde la ensoñación es parte vital del ser humano nos lleva la cinta El Sueño de Mara’akame, ópera prima de Federico Cecchetti, que después de varios años de estar en festivales por fin llega a cines comerciales.

Una cinta que habla sobre el choque generacional, las tradiciones y costumbres contra la modernidad. Retrata con honestidad la vida de los huicholes, sus pensamientos, su lenguaje, su quehacer diario, su peculiar (y un tanto cínica) forma de convivencia con las personas de la ciudad.

Con una bella fotografía que juega con esa ambivalencia entre la realidad y el sueño, la cinta comparte una ambientación acorde a la visión de los Mara’akames, ya que hay secuencias que no sabemos si son un sueño o realidad.

En ese sentido, el filme se mueve en un  mundo de fantasía para contarnos de una manera por momentos cruel, la historia de un joven indígena huichol que tiene el sueño de convertirse en cantante de un grupo de música regional, sin embargo, su padre, un respetado Mara’akame, asegura que su hijo, según dictan los sueños, debe ser un chamán.

El largometraje nos narra la historia de Nieri, un joven de 16 años que trabaja a lado de su padre, lo ayuda en las labores del campo, en la búsqueda de su planta sagrada (el peyote), lo acompaña a sus ceremonias, y escucha al pie de las montañas las leyendas que su progenitor cuenta.

Pero para Nieri ese no es su destino, tiene un grupo de amigos, totalmente diferentes a la ideología de su familia, con los que tiene un grupo musical que combinan ritmos regionales, banda y un poco de rock. Nieri tiene el sueño de ser  un cantante famoso.

La oportunidad para el grupo llega cuando les dan  un espacio para tocar en un festival de música Wirikuta en la Ciudad de México. Por su puesto Nieri quiere asistir pero su padre se lo impide y le ordena que deje de hacer esas cosas y se enfoque en lo que marca su destino: ser un chamán y encontrar su Venado Azul.

La banda musical  se va a la Cuidad de México sin Nieri; no obstante, coincide con una visita que tiene que hacer su padre a la Ciudad para realizar actos curativos con peyote a gente de clase alta y revisar en un consultorio naturista a personas enfermas.

El joven aprovecha la situación y acompaña a su padre, con el objetivo de alcanzar a su grupo y cantar con ellos. Pero se encontrará con un “mundo” que desconoce, un sitio agresivo, siempre de prisa, por momentos amable y ahí encontrará lo que en verdad buscaba.

Con un bello guion, una armoniosa música acorde a la imagen, la cinta es una hermosa metáfora entre las tradiciones y la modernidad, entre el sueño y la realidad, y sobre todo, que el destino es quizá que nosotros decidamos cuál es nuestro Venado Azul.

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“El Sueño de Mara’akame”, tradición contra modernidad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*