“El sembrador”, hermoso retrato del maestro rural – CinEspacio24

“El sembrador”, hermoso retrato del maestro rural

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El sembrador, de Melissa Elizondo Moreno, es un íntimo y bello documental sobre Bartolomé un maestro rural de una pequeña comunidad tzeltal en Chiapas, donde imparte clases en una escuela multigrado. Una exigencia a mirar y respetar  la educación que reciben las comunidades indígenas. 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

México tiene una cuenta pendiente, y muy grande, con la educación pública; en el sentido de reforzar el sistema, ofrecer una mayor calidad, destinar más recursos y tener instalaciones dignas, por mencionar algunas. Y si hablamos de la situación que viven las escuelas rurales la cuenta crece.

Las escuelas rurales, ubicadas en lugares marginados y casi olvidados por un gobierno que parece no interesarles, tienen la bendita suerte de sobrevivir gracias al esfuerzo de los maestros rurales, gente apasionada de brindar una enseñanza más humanista; en sus manos está el formar a niños que parecen vivir en el olvido pero que merecen pelear por sus sueños.

Esto nos los muestra, de una forma íntima y honesta, el documental El sembrador, ópera prima de Melissa Elizondo, quien con este trabajo se tituló de la La Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Película que fue ganadora en tres categorías del Festival Internacional de Cine de Morelia y que también formó parte de la séptima edición de DOQUMENTA.

La directora se adentra en las montañas de los Altos de Chiapas en la comunidad de Monte de los Olivos, un pequeño pueblo donde hablan tzeltal, para contarnos la historia de Bartolomé, un maestro rural tzotzil, que es el encargado de la escuela multigrado de la localidad, y de las niñas y niños que asisten a dicho colegio.

Con bellas y contemplativas tomas del campo, de las montañas, de los sembradíos del lugar, la cineasta nos hace partícipes de la forma de cómo Bartolomé educa a sus alumnos, vemos que su prioridad no es que aprenden de memoria algún concepto, sino que entiendan la importancia de leer y de la educación, a partir de unas clases donde se prioriza la libertad creativa, la solidaridad y la empatía; un tipo de educación en la que el profesor tiene un trabajo de tiempo completo.

El sembrador es un documental esperanzador, emotivo, con un objetivo claro en sensibilizar al espectador sobre la importancia de los maestros rurales, sobre lo necesario que es apoyar a las escuelas multigrados y, sobre todo, es un reclamo y exigencia para que el sistema educativo refuerce la educación de los pueblos indígenas.

Estas reflexiones la logra la directora a través de un retrato sutil e intimista del trabajo de Bartolomé y de los niños; así escuchamos al profesor contar sus experiencias, primero como alumno, donde los profesores de su tiempo le exigían hablar español y que olvidara su lengua natal, y  ahora él hace lo contrario, protege la lengua natal de los niños y niñas  y lo combina con el español.

Asimismo, el maestro nos cuenta su interés por fomentar en los niños y niñas una  visión más empática de su entorno, les habla de sus raíces, de su vida, de su comunidad,  no los esconde nada, su trato no es condesciende, es estricto y lleno de amor. 

Ese trabajo que realiza Bartolomé se ve reflejado cuando escuchamos a los niños y niñas hablar:  comentan sus sueños, se divierten al hacer sus tareas, se ayudan en sus obligaciones y estiman al maestro.

El sembrador es un documental que muestra la loable labor de los profesores rurales,  y por medio de emotivas secuencias de niños jugando y aprendiendo, realiza una denuncia de lo excluido que está este tipo de educación, así como la comunidad que habitan.

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“El sembrador”, hermoso retrato del maestro rural»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*