“El juicio de los 7 de Chicago”, un cómodo Aaron Sorkin – CinEspacio24

“El juicio de los 7 de Chicago”, un cómodo Aaron Sorkin

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El juicio de los 7 de Chicago, segundo largometraje del reconocido guionista Aaron Sorkin, está basado en hechos reales, nos narra cómo los líderes de varias organizaciones al manifestarse contra la Guerra de Vietnam fueron acusados injustamente por iniciar un revuelta contra la policía de Chicago. 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Descalificar a las marchas, a las protestas sociales y a las manifestaciones que buscan defender una causa justa, es el actuar inmediato de cualquier gobierno. Así, las autoridades los acusan de vandálicos e incluso llegan a enjuiciar a los líderes con cargos falsos.

En México tenemos miles de ejemplos. Las recientes marchas feministas, las cuales buscan, entre otras cosas, erradicar los pandemia de feminicidios que vive nuestro país, se han encontrado con unas autoridades  que las ha acusado de ser parte de la derecha mexicana que busca desestabilizar al gobierno; cosa más absurda.

Esa forma de descalificar a las marchas los podemos ver en la cinta El juicio de los 7 de Chicago (The trial of the Chicago 7), producción de Netflix, dirigida por Aaron Sorkin, más conocido por ser un experimentado guionista en películas como Red Social, El juego de la fortuna y Steve Jobs.

La cinta es el segundo trabajo de Sorkin como director, en 2017 estrenó su ópera prima Apuesta Maestra; ahora con El juicio de los 7 de Chicago vemos de nuevo las claras características de su estilo tanto como director y guionista: relatos basados en hechos reales, ambientados en juicios, historias no lineales, y lo que es el mejor atributo de Aaron, sus diálogos.

Esos diálogos son contundentes, por momentos ácidos e irónicos;  sus personajes tienen la costumbre de hablar y hablar, es decir, su cine tiene más sustento en los diálogos que en la imagen; y esto lo podemos ver en su reciente película que, a pesar de contar con un diseño de producción destacable, su fotografía no es nada fuera de lo normal, es efectiva.

El filme, ambientado en 1968, nos narra cómo se organizaron varias organizaciones en Estados Unidos para protestar contra la Guerra de Vietnam, y para eso viajaron a Chicago, para realizar sus actos frente a la convención del Partido Demócrata, que en ese momento iba a elegir a su candidato presidencial.

Los líderes de cada organización fueron arrestados, ya que se les culpó de iniciar una revuelta contra la policía de Chicago; la historia y las evidencias pusieron las cosas en su lugar y ahora sabemos que fueron los policías, por órdenes de altos mandos, quienes iniciaron la pelea.

El largometraje, con todo el estilo de los guiones de Sorkin, está contado de forma fragmentada, combinando el presente con flashbacks, lo que da a la cinta cierto dinamismo y ritmo que atrapa al espectador.

En este sentido, el filme nos presenta a los líderes y su respectivas organización para después por medio de una elipsis ya verlos en el juicio, lugar donde el juez Juluis Hoffman (gran interpretación de Frank Langella) no permite que la defensa muestre pruebas y desacata a cada momento a los juzgados y los abogados defensores, es tanto su desdén hacia ellos que llega a amordazar a uno de los acusados.

Con un reparto de lujo Eddie Redmayne, Sacha Baron Cohen, Joseph Gordon-Levitt, Mark Rylance y Michael Keaton, la película cuenta con una buena dirección de actores, pero llega a dramatizar de más el hecho, muy al estilo de Hollywood, por lo que no sería nada raro verla entra las películas nominadas al Oscar.

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“El juicio de los 7 de Chicago”, un cómodo Aaron Sorkin»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*