“El infiltrado del KKKlan”, una denuncia necesaria y divertida – CinEspacio24

“El infiltrado del KKKlan”, una denuncia necesaria y divertida

Comparte el amor por el cine
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El infiltrado del KKKlan (BlacKkKlansman), la nueva cinta de Spike Lee, ambientada en los años 70, narra la historia de un policía afroamericano que junto a su compañero logra infiltrarse en una de las organizaciones más racistas de los Estados Unidos. Una cinta divertida, con suspenso y  una fuerte denuncia.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

“La historia de los negros en Estados Unidos es la historia de los Estados Unidos, y no es una historia bonita”, frase del escritor y activista, James Balwin, quien peleó en los años 60 y 70 por los derechos de las personas afroamericanas; y es que no se puede entender a la sociedad estadounidense sin, desafortunadamente, el racismo.

Su etapa donde la esclavitud hacia los negros era legal, o los años donde no se les permitía a los negros  entrar en algunos establecimientos, y podemos citar más penosos ejemplos al respecto. Y aunque las cosas han cambiado (incluso dicho país ya tuvo un presidente afroamericano, Barack Obama), el racismo sigue ahí, como un virus que parece no tener cura, alimentándose del odio, de la ignorancia, de aquellos que piensan que la raza blanca es superior (la intolerancia a su mayor grado).

Sólo basta ver las noticias de Estados Unidos para ver reprobables actos de odio, marchas de presuntos neonazis que abogan por acabar con la comunidad afroamericana, judía o latina. Una gran parte de la sociedad en Estados Unidos es racista, y ahora con un presidente como Donal Trump, que no esconde sus sentimientos xenófobos y racistas, este vergonzoso fenómeno ha crecido.

Ante tal hecho, de una manera atrevida, valiente y con un estilo fresco y crítico, la nueva cinta del director Spike Lee, El infiltrado del KKKlan (BlacKkKlansman) aborda dicho tema, y denuncia que la comunidad negra todavía sufre de discriminación.

Ambientada en los años 70, nos cuenta la historia del primer policía negro de Colorado Springs, Ron Stallworth (Jonh David Washington); desde el primer día en su trabajo varios de sus compañeros se burlan de él.

Cuando le llega la oportunidad de trabajar en el departamento de oficiales de investigación se hace pasar por una persona blanca y se comunica con un miembro del Ku Klux Klan (esa espantosa organización de personas que se creen de raza superior y que usan capuchas blancas y queman cruces como forma de demostrar su odio hacia los otros), y logra que lo acepten en su organización.

Sin embargo, por obvias razones, quien tiene que asistir a las reuniones es su compañero Flip Zimmerman (Adam Driver), un oficial judío que debe  actuar como un despreciable hombre blanco que odia a negros, judíos y latinos.

Así, Ron por teléfono se comunica con la organización, incluso llega a ser buen amigo de uno de los principales líderes, y Flip va a las reuniones donde descubre un mundo de odio, ignorancia y con planes peligrosamente violentos.

La cinta de Spike se burla del Ku Klux Klan, pero al mismo tiempo detalla lo peligrosa que es. Asimismo, con una narrativa lineal y con buenas escenas de suspenso nos muestra que la comunidad afroamericana sigue en pie de lucha, peleando por sus derechos, y que aún falta mucho trabajo para erradicar a unos de los grandes males de la humanidad: el racismo.

Con adecuadas actuaciones y al estilo de Spike Lee, con sus inconfundibles rasgos de irreverencia, El infiltrado del KKKlan (basado en la novela de Ron Stallworth) es una cinta necesaria, divertida y que invita al espectador a la reflexión. La cámara de Lee se convierte en una llamada de denuncia de algo que aún sigue pasando. Me atrevo a decir que es una de las mejores películas de Spike.

Una de las escenas más características de la cinta es cuando la organización del Ku Klux Klan ve una de las películas más racistas, el filme silente El nacimiento de una Nación de D.W. Griffith, una obra que es considerada como pionera en la historia del cine, pero que tiene como narrativa la importancia de la supremacía blanca.  Spike Lee muestra con pequeños detalles que el racismo está desde el inicio, incluso del cine, y entiende como James Balwin que no se puede comprender la historia de los Estados Unidos sin el sufrimiento y el racismo hacia la comunidad negra.

 

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y Oculus Todo el Cine.


Comparte el amor por el cine
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“El infiltrado del KKKlan”, una denuncia necesaria y divertida»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*