•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Basado en un hecho real, El escándalo nos narra el acoso sexual que vivieron varias mujeres conductoras  de diferentes generaciones por parte del director de los noticieros más vistos en Estados Unidos; un hombre con mucho poder.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

No hay duda que seguimos en una sociedad misógina, que violenta a las mujeres. El acoso sexual todavía está presente y nos falta mucho trabajo para detener este acto deleznable.

Al respecto, la cinta El escándalo (Bombshell), del director Jay Roach (All the way, Trumbo) y con guion de Charles Randolph (La gran apuesta), se basa en una historia real, cuando locutoras de la conservadora cadena de noticas Fox News denunciaron al director de la televisora, Roger Alies.

Una cinta que utiliza varios elementos narrativos como voz en off, romper la cuarta pared, flashback y un sutil humor negro (como casi todos los guiones de Randolph), para que el espectador comprenda  y se identifique con las protagonistas que decidieron levantar la voz contra una persona con un gran poder.

En ese sentido, la película deja claro que el acoso sexual en muchos de los casos es un asunto de poder, eso se puede ver con mucha claridad en el personaje de Roger Alies (interpretado maravillosamente por John Lithgow), quien en varias ocasiones menciona que no le interesa el dinero sino controlar los noticieros más vistos de los Estados Unidos; unos programas donde las conductoras tenían que usar vestidos y la cámara tenia la orden de enfocar sus piernas.

Así el eje de la cinta se centra en cómo el poder es uno de los detonantes del acoso sexual; Roger Alies no sólo controlaba las noticias sino fue pieza clave para la llegada de Donald Trump a la presidencia.

Contra ese ser con una capacidad impresiónate para destruir carreras, la conductora Gretchen Carlson (Nicole Kidman) decide demandar a Alies por acoso sexual, confiada que muchas mujeres que trabajan en Fox News también alzarían la voz.

Sin embargo, el miedo, la complicidad, el escrutinio público hace que la mayoría de las mujeres de la redacción de noticias y las conductoras de los diferentes programas defiendan a Roger ante las acusaciones.

Pero cuando una de las más importantes conductoras de la cadena Megyn Kelly (Charlize Theron), después de unas complicadas discusiones éticas con su equipo de trabajo y su familia, afirma que Alies también la acosó más mujeres se unen a la demanda.

Entre ellas una joven y ambiciosa productora Kayla Pospisil (Margot Robbie), que en la cinta es la nueva víctima de Roger.

La película nos cuenta de una forma fragmentada la decisión de estas tres mujeres para atreverse a decir lo que les pasó; así, nos narran sus sentimientos, sus miedos, su pensamiento, el cómo se sintieron culpables y víctimas. Ahí esta la mujer experimentada que decide hacer la primera acusación; una de las conductoras más conocidas del país que pasó por momentos de humillación;  y una joven que inicia su carrera con mucho ánimo pero se encuentra con la terrible realidad de que el director de noticias la acosa. Tres diferentes generaciones que vivieron lo mismo.

Es de destacar que este caso se diera en una de las empresas más conservadoras de los Estados Unidos, y que las protagonistas (los papeles que realizan Kidman y Theron son verdaderos, el de Margot es ficticio) que no dejan a un lado su ideología de derecha fueran las primeras en levantar la voz contra un tipo sumamente poderoso. El acto del acoso no conoce ideología política, está en todos lados.

Un tema complejo que si bien la película no aborda a fondo, si ayuda para la reflexión sobre la violencia que sufre la mujer, sobre todo ante alguien que tiene poder.

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Arturo Brum Zarco

About Arturo Brum Zarco

Leave a Reply